Alejandro Sanz lanza su nueva canción 'Bio' y todo Twitter lo compara con Residente

·3 min de lectura

Unas horas después de que inaugurase su estrella en el Paseo de la Fama de Los Ángeles, el cantante madrileño Alejandro Sanz lanzó por sorpresa la canción Bio. Este tema supone el kilómetro cero de su nuevo álbum en el que lleva un tiempo trabajando y que, aunque aún no tiene fecha de publicación, incluirá diez nuevas composiciones del artista.

Para ir abriendo boca, el intérprete de Corazón partíoha querido deleitar a sus millones de seguidores y fans en todo el mundo con su canción más íntima y personal, una auténtica declaración de intenciones sobre lo que la música ha supuesto en su vida. Sorprende también porque Sanz apuesta por una nueva forma de cantarla: más que cantarla, la recita rapeando.

“Soy el hijo de María y de Jesús/ La de Alcalá y el de Algeciras”, comienza la canción que hace un recorrido por el lado oscuro de su niñez. “Siempre fui introvertido / Tenía miedo, estaba ido”, confiesa sin esconder sus vivencias más amargas.

Hasta que la música llegó para sacarle de ahí: “Sabía que la música era/ Lo que me sacaría del lodo / Como si fuera el anillo / Que buscaba ese tipo que le llaman Frodo / Y de repente me vi subiéndome a un escenario / Gente que no conocía, mis cancioncillas cantando / Y decidí dar las gracias, hacer siempre lo que esté en mi mano”.

Esto ya lo había hecho Residente con el tema René

El lanzamiento de Bio ha sido recibido con emoción y aplausos entre sus más fieles admiradores, pero también han sido muchos los que han mostrado su perplejidad al compararla con la canción René de Residente, publicada en marzo del pasado año.

Igual que Alejandro Sanz, el artista puertorriqueño hace, durante los 7 minutos que dura la canción, un duro y emocional repaso a su vida, recordando con nostalgia su infancia y mostrando su hartazgo por lo que es ahora.

Pero además de dar a la canción ese cariz íntimo, a modo de confesión, y de elegir esa forma de interpretarlo, con casi idéntica entonación, el videoclip tiene otra similitud: los dos artistas aparecen en primer plano conmovidos por la emoción de lo que están cantando. Eso sí, Sanz está en lo que parece un estudio de música, rodeado de guitarras, y Residente eligió la calle para grabarlo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente