El alcohol provoca cáncer y sobrepeso: tres cañas son como un trozo de tarta

Un grupo de amigos brindando con cerveza.
Un grupo de amigos brindando con cerveza.

Un grupo de amigos brindando con cerveza.

El alcohol tiene riesgos para la salud y su consumo excesivo se relaciona con más de 200 enfermedades, entre ellas el cáncer, además de favorecer la obesidad, ya que el consumo de alcohol supone la ingesta de “calorías vacías”: tres cañas equivalen a comerse un trozo de tarta.

Con motivo del Día Mundial sin Alcohol que se celebra este martes, las sociedades médicas avisan de que los riesgos de su consumo afectan también a quienes lo ingieren de forma moderada.

La Sociedad Española de Epidemiología (SEE) advierte de que las bebidas alcohólicas contienen un gran número de calorías (120 por vaso de vino o cerveza, y hasta 450 si son bebidas de alta graduación) sin aportar ningún nutriente de valor para el organismo, además de asociarse a otros efectos negativos sanitarios y sociales.

El 70 % de los adolescentes de entre 14 y 18 años bebieron alcohol a lo largo del último año y uno de cada tres se ha emborrachado en el último mes. Los epidemiólogos quieren endurecer la regulación publicitaria de las bebidas, especialmente en las redes sociales, para desincentivar el consumo en menores.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen 3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos.

Las bebidas alcohólicas contienen un gran número de calorías (120 por vaso de vino o cerveza, y hasta 450 si son bebidas de alta graduación) sin aportar ningún nutriente de valor

El consumo de bajo riesgo para la salud es una caña o un vaso de vino al día en el caso de las mujeres y dos en el caso de los hombres, si bien eso no significa que sea inocuo, recuerdan los epidemiólogos. “Cualquier consumo de alcohol puede ser perjudicial para la salud, por ejemplo, pequeñas cantidades aumentan el riesgo de tener cáncer de colon y de mama, entre otros efectos negativos”, recuerda la sociedad.

Incide en ese mensaje la confederación de alcohólicos, ya que ahora se sabe que no es cierto que sea positivo consumir vino en las comidas: “La ciencia ha demostrado que cualquier cantidad de alcohol puede ser perjudicial para la salud y que cuanto menos se beba, mejor”.

“Uno de cada 8 cánceres causados por el alcohol están causados por el mal llamado ’consumo moderado”, dice esta asociación, que apunta además que casi la mitad de los cánceres relacionados con el alcohol fueron de mama.

Cualquier consumo de alcohol puede ser perjudicial para la salud, por ejemplo, pequeñas cantidades aumentan el riesgo de tener cáncer de colon y de mama

Para evitar el acceso temprano al consumo, la Fundación Alcohol y Sociedad forma a menores en los centros escolares y les ofrece información veraz y contrastada para que tomen decisiones sobre su consumo.

Este programa implica a los menores, sus familias y profesores con el objetivo de retrasar la edad de inicio al consumo de todo tipo de bebidas alcohólicas, reducir la cantidad de alcohol que los menores consumen y minimizar la cantidad que ingieren.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR