Alcanzado un acuerdo en el Gobierno de coalición para la coordinación de la reforma laboral

·5 min de lectura
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz. (Photo: EFE)
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz. (Photo: EFE)

Y se hizo la luz: después de horas y horas de negociaciones, de tensiones en el seno de la coalición, por fin se ha pactado una fórmula para negociar la fase final de la reforma laboral, según ha informado Moncloa. Así, PSOE y Unidas Podemos han acordado finalmente que en la mesa del diálogo social para negociar con los agentes sociales la reforma laboral, además del Ministerio de Trabajo, se sienten representantes de la Vicepresidencia Económica de Nadia Calviño y del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social de José Luis Escrivá, como defendía el ala socialista.

Según informan fuentes socialistas, Sánchez y Díaz no han hablado: la coordinación “antes, durante y después de la negociación” ha estado a cargo de Félix Bolaños, María Jesús Montero, Ione Belarra e Irene Montero.

En el acuerdo se detalla que antes de que se vuelva a reunir la mesa el próximo miércoles, ahora con representantes del PSOE, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunirá el próximo dos de noviembre a las vicepresidenta primera, Nadia Calviño, a la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y los ministerios de Hacienda, de Seguridad Social y Educación y FP para fijar la posición del Gobierno en la mesa de diálogo social, en los términos del acuerdo de Gobierno de coalición, como pedía Unidas Podemos.

Cita todos los martes

Asimismo, según ha informado Moncloa, todos los martes a las 17:00 horas se celebrará una reunión para fijar la posición del Gobierno en esa mesa. A esa reunión asistirán los secretarios de Estado de Empleo, Economía y Seguridad Social y Pensiones. “Y cuando sea necesario por la importancia o complejidad política de los asuntos, se producirán reuniones a nivel de Vicepresidentas y Ministros/as”.

Estaremos contentos cuando se cumpla lo pactado en el acuerdo de GobiernoAntón Gómez-Reino, diputado de UP en el Congreso

A la hora de valorar este acuerdo, el diputado de Unidas Podemos en el Congreso Antón Gómez-Reino se ha mostrado cauto. Destaca que estarán “contentos” cuando se cumpla “lo pactado” y se derogue de una vez el marco aprobado por el PP en 2012. Así lo ha trasladado, en declaraciones recogidas por la agencia Europa Press, en rueda de prensa. Para el también representante de Galicia en Común, lo relevante en este asunto “no es el quién”, aunque lo “evidente” y “lógico” es que una reforma de este tipo tiene que tener el liderazgo del Ministerio de Trabajo. Y es que lo relevante, ha comentado, es qué derogación se acomete.

“Yo creo que estaremos contentos cuando se cumpla lo pactado en el acuerdo de Gobierno, cuando de una vez por todas se derogue la reforma laboral en los términos marcados por el liderazgo del Ministerio de Trabajo”, ha especificado.

Las palabras de Yolanda Díaz

“Lo importante es el contenido, no la metodología. El presidente que representa a todo el Gobierno nos permitirá hablar del alcance y de los contenidos de la reforma. Vamos a trabajar con discreción para saber los límites de esa reforma que vamos a plantear. La mesa lleva desde el 17 de marzo trabajando para cumplir y garantizar la estabilidad en el mercado de trabajo”, ha declarado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, desde Roma. Además, ha asegurado sentirse “muy contenta” por el acuerdo alcanzado.

“Voy a trabajar como siempre para alcanzar una cuerdo en el seno de la mesa de diálogo”, ha sentenciado, a la vez que ha admitido “sentir” la discusión que han protagonizado ambos socios de Gobierno.

La vicepresidenta segunda del Gobierno español y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (Photo: EFE)
La vicepresidenta segunda del Gobierno español y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (Photo: EFE)

Horas antes Díaz insistía en que quiere que el presidente, Pedro Sánchez, presidiera las negociaciones para la derogación de la reforma laboral, después de las tensiones abiertas en el seno del Ejecutivo de coalición.

“Deroguemos la reforma laboral y que la encabece el presidente del Gobierno”, ha zanjado Díaz tras reunirse en Roma con el secretario general del sindicato italiano CGIL, Maurizio Landini.

Al ser preguntada por cuáles son las supuestas “diferencias de contenido” entre los socios de Gobierno, Díaz ha mostrado su “sorpresa” por que en diciembre la reforma ya se había pactado con el presidente y remitido a Europa y ha añadido que debería preguntarse “a quien ahora discrepa”.

Moncloa niega discrepancias de contenido

Por su parte, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha asegurado que todo el gobierno está comprometido en alcanzar la mejor reforma laboral posible y erradicar la precariedad desde una posición única.

Durante una visita a una conferencia en la Universidad Autónoma de Madrid, se ha mostrado satisfecha con el acuerdo y ha insistido, al contrario que Díaz, en que el principal escollo estaba en la metodología y no en el contenido.

“Todo el gobierno esta comprometido para erradicar la precariedad y encontrar la mejor reforma laboral posible. Tenemos un marco y un objetivo claros, estamos coordinados y sólo había que acordar una metodología para asegurarnos de que existía una posición única”, ha sostenido.

Había que acordar una metodología para asegurarnos de que existía una posición únicaNadia Calviño, vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía.

En la misma línea se ha pronunciado la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien, en declaraciones a los periodistas en el Palacio de la Moncloa, ha destacado la trascendencia de que el Gobierno coordine sus trabajos ante la mesa de diálogo social para poder lograr el mejor de los acuerdos.

De este modo, ha especificado que esto no supone un tutelaje de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, por parte del ala socialista, sino que implica “compartir y enriquecer” los trabajos.

“Va a haber una coordinación antes, durante y después de la mesa de diálogo, y esto va a ser muy positivo para que ese diálogo con empresarios y sindicatos se vea enriquecido con las aportaciones de todos los departamentos que tienen que participar del contenido porque están afectados”, ha añadido.

La portavoz del Gobierno ha insistido en que el acuerdo se refiere exclusivamente a la metodología, a cómo trabajar, y también ha negado “diferencias de fondo”.

Ante la pregunta de si la parte socialista del Gobierno ha conseguido tutelar la labor de la vicepresidenta segunda ante la reforma laboral, Rodríguez ha subrayado que “no se trata de tutelar, sino de compartir y enriquecer”.
“Esta es la filosofía con la que afrontamos este método”, ha sostenido.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente