La alcaldesa de Gijón: "Mi tía era Gervasia y nadie en la familia se sigue llamando Gervasia"

·2 min de lectura
Ana González, alcaldesa de Gijón.  (Photo: EFE)
Ana González, alcaldesa de Gijón. (Photo: EFE)

La plaza de toros El Bibio de Gijón pasará a ser definitivamente un escenario de conciertos. Así lo ha ratificado la alcaldesa de la ciudad, la socialista Ana González, después de la polémica desatada por la última corrida de la feria de este año, donde dos de los morlacos de la ganadería de Daniel Ruiz se llamaban Feminista y Nigeriano, lo que ha suscitado gran malestar entre asociaciones feministas y animalistas y ha precipitado una decisión que ya estaba prevista.

En la inauguración del acto de presentación de la Asociación Mujeres de Empresa (MDE), en la Feria Internacional de Muestras de Asturias, la regidora no sólo confirmó este paso sino que insistió en su rechazo a los nombres de los toros y lo que suponen en estos tiempos. Una respuesta que se ha convertido en viral. “Mi tía Gervasia se llamaba así y ninguno nos hemos seguido llamando Gervasia. Los nombres han evolucionado muchísimo”, defiende.

La primera edil del Ayuntamiento de Gijón sigue defendiendo que no le gusta la denominación de los toros, pese a que desde el sector taurino se le ha explicado que los animales vienen de sagas antiguas y han ido heredando los nombres de generación en generación. “La gota que colmó el vaso es que se han saltado algunas líneas rojas con la utilización de ciertos nombres con los toros que participaron en la última corrida”, insiste.

“Sí es cierto que hubo un momento de cierta tradición, pero las tradiciones no son inamovibles. No tengo ni idea si la tatarabuela de Feminista se llamaba Feminista, pero no es importante. Los tiempos cambian y las sensibilidades cambian. Hoy no utilizamos expresiones como subnormal porque las consideramos improcedentes. El mundo cambia, afortunadamente, avanza, estamos en el siglo XXI no en el XX y hacia atrás”, añade.

Hoy no utilizamos expresiones como subnormal porque las consideramos improcedentes. El mundo cambia, afortunadamente

González remarca que “el Ayuntamiento decide qué tipo de usos va a tener la plaza” y en consenso se ha decidido “que se convierta en un centro de media capacidad para actuaciones musicales”, señaló en declaraciones que recoge el diario El Comercio. La regidora ha confirmado que el cambio de uso estaba planeado desde tiempo atrás, por lo que lo desvincula del ruido de estos días.

Sobre la negativa a no conceder la última prórroga del contrato a la empresa Circuitos Taurinos así como a no convocar un nuevo contrato de explotación para el coso, lo que supondría no utilizar el coso para albergar espectáculos taurinos, añadió: “No es una prohibición, yo no prohíbo nada. Lo que digo es que la plaza la vamos a usar para otras cosas”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente