Alberto Rodríguez se defiende ante el Supremo: "Todo es un montaje"

·3 min de lectura
Alberto Rodríguez (Photo: J.J. Guillén/ EFE)
Alberto Rodríguez (Photo: J.J. Guillén/ EFE)

El exsecretario de Organización de Podemos y diputado nacional, Alberto Rodríguez, ha asegurado que es “falso” que diera una patada a un agente en una manifestación en La Laguna (Tenerife) porque “los hechos no ocurrieron” ya que él “estaba a 500 metros”. “Todo es un montaje para criminalizar la protesta”.

Rodríguez se ha referido así en el juicio que se ha celebrado este martes en el Tribunal Supremo en el que está acusado de dar una patada a un policía el 25 de enero de 2014 en el marco de una protesta contra el entonces ministro de Educación, José Ignacio Wert.

La Fiscalía ha rebajado en sus conclusiones de seis meses a tres meses y diez días de prisión su petición de pena por el delito de atentado a agente de la autoridad y ha retirado el delito de lesiones leves.

En su declaración, que se ha producido al final de la prueba a petición de la defensa, Rodríguez ha destacado que participó en la manifestación pero no en los altercados frente a la catedral, porque “estaba a 500 metros” al inicio de la marcha y cuando él llegó a esa zona “era bastante obvio que los hechos ya habían ocurrido”.

Por eso ha querido dejar claro que “es falso” que hubiera dado una patada. “Nunca he agredido a un agente, es imposible que eso hubiera ocurrido”, ha añadido el diputado de Unidas Podemos, quien ha precisado que si hubiera estado allí en el vallado, se le habría visto bien ya que “donde estoy se me ve, porque mido 2 metros”.

Al ser preguntado por la fiscal sobre por qué entonces hay un agente acusándole de agresiones, Rodríguez ha destacado que “hay un montaje policial con intención de recriminar a determinadas caras visibles del activismo social de la isla”.

Ha apelado a un montaje de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que tienen “determinadas listas con los perfiles más visibles de los movimientos sociales”, de manera que “cuando hay una manifestación, a posteriori, en base a esos listados (...)” se actúa.

“Inocente”

“Se dice este y esta persona, pues venga, como tenemos sus datos lo metemos ad hoc, con calzador, en un proceso con la intención de criminalizar la protesta. Ocurre con desgraciada normalidad y ese es el motivo por el que estoy en esta causa”, ha subrayado.

Rodríguez se ha declarado “inocente” porque “no hay ninguna prueba objetiva en todo este proceso más allá de la mera declaración de un policía” y eso “tiene una conclusión para la población” que “basta solo la palabra de un policía para someterte a un calvario judicial y que se produzca una eventual condena” que, de ser así, ya ha advertido de que recurrirá al Constitucional y a Europa.

Porque la principal prueba de cargo contra Rodríguez es el testimonio del agente, quien ha explicado que el momento de mayor tensión en el vallado frente a la catedral vio al acusado “que intentaba acceder a donde se encontraba el ministro” cuando “en un momento dado” recibió “una patada voluntaria” en la rodilla izquierda supuestamente propinada por Rodríguez.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente