Alberto Núñez Feijóo ya le pide al PSOE lo que el PP nunca le dio a los socialistas

·3 min de lectura

Las elecciones de Andalucía todavía no se han producido, pero los partidos empiezan a echar cuentas de posibles pactos. Las encuestas señalan que el PP va a ganar los comicios, pero no va a poder gobernar en solitario, lo que haría necesario a Vox.

Mientras tanto, la izquierda intenta movilizar a su electorado para intentar frenar la reelección de Moreno Bonilla como presidente. Sobre esta situación en la comunidad se ha pronunciado Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP.

Alberto Núñez Feijóo quiere la abstención del PSOE en Andalucía. (Photo By Alex Zea/Europa Press via Getty Images)
Alberto Núñez Feijóo quiere la abstención del PSOE en Andalucía. (Photo By Alex Zea/Europa Press via Getty Images)

El gallego ha dicho que solo "hay dos grandes partidos con muchísimo interés" en que los de Abascal estén en el Gobierno de la Junta, el propio Vox y el PSOE y ha hecho un llamamiento a los socialistas para que se abstengan.

“Si a Juanma le faltan unos escaños para tener la mayoría absoluta, el PSOE nos tendrá que dar una solución", señaló, antes de asegurar: "la pregunta ya no es quién va a ganar las elecciones, sino si Juanma no gana con una mayoría absolutísima y con quién va a pactar. Pues si al PSOE le molesta tantísimo Vox, que lo acredite. Tiene la posibilidad de apoyar una investidura y ya no hay comentarios al respecto", indicó.

Unas palabras que pueden sonar a una mano tendida hacia los socialistas en su intento de gobernar en solitario, pero que contrastan con lo que ha hecho anteriormente el Partido Popular. Y es que la formación conservadora no le ha facilitado ningún Gobierno autonómico a los socialistas ni tampoco se lo ha puesto nunca fácil a Pedro Sánchez.

No hay más que retroceder en el tiempo para comprobarlo. Entre 2015 y 2020 se celebraron cuatro elecciones generales en España, de las cuales dos fueron ganadas por el PP y las otras dos por el PSOE.

Dimisión de Pedro Sánchez en 2016 tras la decisión del PSOE de permitir gobernar a Rajoy.  (Photo credit should read JAVIER SORIANO/AFP via Getty Images)
Dimisión de Pedro Sánchez en 2016 tras la decisión del PSOE de permitir gobernar a Rajoy. (Photo credit should read JAVIER SORIANO/AFP via Getty Images)

Y mientras que los socialistas se abstuvieron en 2016, lo que provocó un gran cisma interno, los populares en ningún momento facilitaron la investidura de Sánchez. Tanto es así, que el madrileño tuvo que recabar apoyos en formaciones independentistas para asegurar su elección.

Las propias elecciones andaluzas de 2018 también sirven como referencia. Los comicios los ganó la socialista Susana Díaz, pero el PP se unió a Ciudadanos y a Vox para conseguir que Moreno Bonilla se convirtiera en presidente de la Junta.

Solo cuatro años después, Feijóo intenta dejar fuera de la ecuación a la formación de extrema derecha, olvidando que fue su partido el que recurrió a ella y apelando a un ejercicio de responsabilidad del PSOE del que el PP lleva años adoleciendo.

EN VÍDEO I “Pablo Casado, siempre te recordaremos”: mandan una corona funeraria a Génova tras el último escándalo del PP

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente