Alberto Garzón va a dar la vuelta a la tortilla y dejar en ridículo al PP y PSOE

·4 min de lectura
La estoicidad de Garzón para defender su postura va camino de dejar en ridículo a PP y PSOE.  (Photo By Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images)
La estoicidad de Garzón para defender su postura va camino de dejar en ridículo a PP y PSOE. (Photo By Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images)

Por si alguien se acaba de incorporar a la rutina tras las vacaciones de Navidad, la cosa, en lo que se refiere a la actualidad política, va de macrogranjas. Y parece que va a seguir siendo así hasta que se celebren las elecciones en Castilla y León. Una de las regiones con mayor peso en lo referente a la economía agropecuaria. Aunque Alberto Garzón está dándole la vuelta a la tortilla para ridículo del PP y del PSOE.

El resumen rápido no es fácil de hacer. Porque la historia ha ido evolucionando día a día. Así, en vísperas de la visita de los Reyes Magos, el ministro de Consumo fue colocado, maliciosamente, como el enemigo público nº1 de España al haber criticado supuestamente la calidad de la carne exportada.

48 horas después, ante los ataques iniciales del PSOE -y no hablamos de cargos medios sino de dos ministras y dos presidentes autonómicos-, el ministro de Consumo parecía tener las horas contadas al haberle sido negado el salvavidas presidencial.

Acabado el fin de semana, el PP ya había alentado decenas de mociones en los Ayuntamientos de toda España y trataba de sumar a su causa al conjunto de ganaderos.

A todo esto, Garzón decidió enrocarse. Tras haber fallado en el primer momento a la hora de explicar sus opiniones, el ministro optó por no cambiar una sola coma de lo que dijo. Y redobló su aparición en los medios para subrayar los datos europeos que avalan en gran medida todo lo que señaló. Una estrategia que le puede permitir salir victorioso del asunto.

Por un lado, las asociaciones ganaderas movilizadas empezaban a demostrar la paradoja que significaba protestar contra el ministro cuando comparten buena parte de sus tesis.

Y por otro, el PP que ha cargado contra él negando la existencia de macrogranjas nocivas para la calidad de la carne con respecto de las granjas intensivas, ahora está borrando tuits en los que decía lo contrario, demostrando lo forzada que ha sido la campaña contra el ministro.

Las prisas de los populares se deben a que, entre otros, acaban de iniciar una campaña recorriendo explotaciones ganaderas de Castilla-La Mancha para trasladar el apoyo del PP a los ganaderos y, de paso, exigir el cese del ministro Garzón tras sus ataques al sector.

Sin embargo, antes de cargar el arma electoral no revisaron su hemeroteca. Y el tiro les ha salido por la culata ya que, en mayo de 2018, y para cargar contra el ministro manchego, el socialista Emiliano García-Page, apoyaban los informes médicos que “alertan de las consecuencias para la Salud Pública de las macrogranjas. #PageMiente”, escribieron en su día. El tuit ya ha sido borrado, pero toda actividad en internet deja rastro y las capturas ya han sido rescatadas.

Pero hay más. La falta de consistencia de los ataques del PP ha propiciado, además, que algunos dirigentes estén quedando en evidencia. Es el caso del diputado del PP por Badajoz, Víctor Píriz Maya, quien creyó que quedaría bien publicar una foto de los filetes que tenía pensado meterse entre pecho y espalda para cargar contra Garzón. Píriz Maya interpelaba al titular de Consumo por unas viandas “de cerdos ibéricos extremeños, de esos que pasan 60 días en la dehesa engordando hasta un kilo al día comiendo bellotas. Explícales a mis ganaderos extremeños lo que vas diciendo a la prensa extranjera, diles a la cara que esta carne es de mala calidad. Dimite ya!”. A estas alturas ya se habrá dado cuenta de su error táctico al estar defendiendo lo mismo que Garzón.

El PSOE también ha reculado. Tras los primeros ataques, se ha dado cuenta de que lo que ha expresado Garzón está recogido en la Agenda 2030 de la que presume recurrentemente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

A este paso, Garzón se va a quedar sin enemigos al ver que sus argumentos se difuminan al partir de un bulo.

En vídeo | La ganadería irlandesa se niega a pagar por el cambio climático

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente