¿Es la sal del Himalaya más saludable? Alberto Garzón desmonta estos nueve mitos de la alimentación en su nuevo libro de recetas

·4 min de lectura

El Ministerio de Consumo de Alberto Garzón lanzaba este miércoles un recetario de comida rápida, barata y saludable con un total de 40 ideas por menos de 2 euros la ración y un tiempo de preparación menor a 20 minutos. Ese es el gancho, comer sano y barato. Pero la guía, además de útil en ese sentido, ha sido lanzada con la idea de resultar también educativa y a lo largo de sus 94 páginas sus autores, el ministro no ha estado solo en esta labor, desmontan algunos mitos muy extendidos sobre la alimentación.

¿Comer sal del Himalaya es más saludable? Ese es uno de los mitos que se abordan y desmontan en el recetario lanzado por el Ministerio de Consumo. (Foto: Getty Images)
¿Comer sal del Himalaya es más saludable? Ese es uno de los mitos que se abordan y desmontan en el recetario lanzado por el Ministerio de Consumo. (Foto: Getty Images)

El recetario, que ha sido editado por el citado ministerio y se puede descargar de manera gratuita pinchando en este enlace, ha contado con la dirección de la doctora en Farmacia y nutricionista Marián García (conocida en redes como @boticariagarcia) y han colaborado la chef María José San Román y la periodista Arantxa Castaño. Además de todas esas recetas fáciles de hacer, el libreto está plagado de información nutricional, trucos para aprender a leer las etiquetas de los productos y los mencionados mitos. En total son nueve los que se abordan y desmienten.

¿Comer sal del Himalaya es más saludable?

Según explica el texto en este sentido, el principal componente tanto de la sal común como de la del Himalaya es el cloruro sódico en un porcentaje de 99% y 98%, respectivamente. La conclusión es que la cantidad de “micronutrientes adicionales presentes en la sal del Himalaya no justifica los beneficios nutricionales que se le atribuyen”.

¿Comiendo zanahoria te pones moreno?

El origen de este mito parece estar en el betacaroteno, un pigmento antioxidante “que es interesante para proteger la piel de la radiación solar”. Lo que se aclara en el recetario es que “si consumes betacarotenos en exceso, este pigmento puede hacer que tu piel luzca cierto tono anaranjado... pero no moreno. La zanahoria ni activa la melanina ni broncea la piel”.

¿La remolacha es un superalimento?

La moda de los superalimentos y de ponerle esa etiqueta a unos y otros afecta también a la remolacha. Sin embargo, desde el recetario de Consumo invitan a “desterrar el concepto de superalimento, ya que ninguno posee propiedades sobrenaturales”. Términos usados a un lado, sí añaden que “es cierto que la remolacha tiene características antioxidantes muy interesantes y deberíamos incluirla más a menudo en nuestros menús”.

¿Los alimentos congelados son menos nutritivos?

La respuesta a este mito es bastante sencilla y es que si el proceso de congelación se realiza de manera adecuada no hay pérdida en ese sentido. Además, comentan que tiene “la ventaja de que son más económicos”.

¿Se pueden alcanzar las recomendaciones de ácidos grasos omega 3 sin comer pescado? 

Se puede, sí. Lo que se matiza en el recetario es que “aunque es cierto que el pescado azul (salmón, atún, sardinas...) es una fuente interesante de omega 3, también pueden obtenerse estos ácidos grasos a partir de alimentos de origen vegetal como nueces, semillas de chía o semillas de lino”.

¿Es peligroso cocinar al microondas?

No, porque, se explica, “las radiaciones del microondas son no ionizantes, de baja frecuencia y no producen daño en el ADN”. Por otro lado, “disponen de un sistema de bloqueo y las ondas no salen al exterior (ni se quedan pululando en la comida)” y tampoco hay “evidencia de que el microondas destruya los nutrientes de los alimentos en mayor medida que otro tipo de método de cocción”.

¿El teflón de las sartenes es peligroso?

La razón de ser de este mito puede tener que ver con el hecho de que durante años se usó un pegamento llamado PFOA para fijar la capa de teflón tanto en las sartenes como en otros utensilios de cocina y ese es el elemento “potencialmente cancerígeno”. Pero, aclaran, se prohibió su uso por parte de la Unión Europea en julio de 2020. 

¿La cúrcuma cura muchas enfermedades?

En este caso, mas que un desmentido, lo que hay es una matización y es que “aunque algunos estudios sobre las propiedades de la cúrcuma y la curcumina (antiinflamatoria, antioxidante...) son prometedores, no se han llegado a conclusiones claras sobre si estas sustancias tienen beneficios concretos para la salud”.

¿Solo se pueden comer tres huevos a la semana?

La cantidad de huevos recomendable que pueden comerse a la semana ha ido variando con el tiempo y es normal que haya cierta confusión al respecto. En el recetario de Consumo sus autores explican que el mito de los tres huevos semanales “surgió en 1973 cuando la American Heart Association recomendó” esa limitación. Sin embargo, “estudios posteriores han demostrado que el colesterol de la dieta no es el responsable último del colesterol sanguíneo”.

EN VÍDEO | Desafío del Portobello: al estilo vegano

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente