Alberto Garzón vuelve a defenderse contra los "bulos" y no ve su cargo en peligro

·3 min de lectura
Garzón, en el centro del debate (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Garzón, en el centro del debate (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Pasan los días y la polémica en relación a Alberto Garzón y las macrogranjas no cesa, pero él está tranquilo. El ministro de Consumo se ratifica en lo que “sí” dijo al periódico británico The Guardian y no teme que le puedan mover de la silla. Ni siquiera después de los mensajes vertidos por la parte socialista del Gobierno y del propio Pedro Sánchez.

El debate lleva ya una semana y aún no parece estar suficientemente hecho. El último en sumarse ha sido el titular de Agricultura, Luis Planas, quien ha criticado duramente a su colega por sus “desafortunadas declaraciones” y por no contar con él en una cuestión de alimentación, nombre que también lleva su ministerio.

Garzón ha contestado, en la distancia, en una entrevista para El Intermedio (laSexta): “Lo que yo dije es impecable y estoy absolutamente convencido y reivindico lo que sí dije, que hay una ganadería extensiva y familiar que protege los campos y es fundamental pero está amenazada por el modelo de las macrogranjas”.

Se muestra tranquilo, “reconocido por los actores a los que me dirijo” y por ello “no creo que mi cargo esté en peligro, pero no depende de mí”. El titular de Consumo ni siquiera se siente desautorizado por Pedro Sánchez, que recientemente confesó que “lamenta muchísimo” lo que dijo su ministro en The Guardian.

Sin querer entrar a valorar sus palabras a la Cadena SER, Garzón pone en valor que él ha seguido las directrices del Gobierno en la materia, aunque no sabe por qué no salió Sánchez en su defensa. Únicamente precisa que “Yolanda y el presidente hablaron del tema y ella simplemente me expresó que ella estaba de acuerdo con lo que dije”.

Tampoco se ha tratado el tema formalmente entre los puntos de debate del Consejo de Ministros... “aunque en los pasillos sí”. En esas charlas informales, Garzón ha reconocido haberlo discutido con la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y otros compañeros. Las posturas están muy marcadas”, ha añadido antes de confesar que también había conversado ya con Luis Planas, de quien cree que “seguro que está de acuerdo con lo que yo sí dije, pero el problema es que está circulando una estrategia del bulo”.

Pero ni siquiera con ese bulo de efectos inagotables considera que la polémica ha llegado a la categoría de“crisis” en la coalición, porque desencuentros ha habido y seguirá habiendo, asume. Él ya ha sido parte de anteriores episodios, sobre el consumo de carne y otros asuntos. Por ello, vende normalidad: “Lo que tenemos es que acostumbrarnos a las diferencias y a los matices entre partidos diferentes”.

De dónde viene el jaleo sí lo tiene claro y le pone nombres: “El lobby de las cárnicas manipularon y crearon un bulo y se lo pasaron al ‘candidato de las macrogranjas’”, como ha definido el ministro a Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León y candidato a repetir en las elecciones del 13-F. De él, con quien tuvo un sonado enganchón en redes sociales, ha dicho que es un “negacionista de las macrogranjas”, al asegurar que no existen.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente