Alberto Garzón, dispuesto a ser ministro aunque no es "lo prioritario"

1 / 3
El coordinador federal de IU, Alberto Garzón durante una entrevista con la Agencia Efe este lunes en la que ha presentado su libro "¿Quién vota a la derecha?". EFE/David Fernández

Madrid, 25 nov (EFE).- El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, sostiene que está dispuesto a ser ministro si finalmente sale adelante el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos, aunque asegura que para él su presencia en el mismo no es "lo prioritario".

"Estoy dispuesto a asumir cualquier responsabilidad sin que eso sea lo prioritario", asegura Alberto Garzón preguntado sobre su ánimo de ser ministro en una entrevista este lunes con EFE, con motivo de la publicación de su libro "¿Quién vota a la derecha?" (Ediciones Península).

Después de que la militancia de IU haya refrendado en una consulta la presencia de cargos del partido en el Ejecutivo, Garzón avisa de que en su tradición política "no es en absoluto normal hablar de nombres antes de definir tanto el programa como las competencias".

Pero sí dice que, en cuanto eso se aclare, él estará a disposición de su organización para ocupar o no un cargo y cree que todos los espacios políticos que conforman Unidas Podemos tienen que sentirse representados en el nuevo Gobierno, que, señala, "es mucho más que el Consejo de Ministros", en referencia a los puestos intermedios.

Preguntado por el nombre de la diputada gallega Yolanda Díaz, que es bien vista por Podemos como posible ministra, Alberto Garzón ha respondido que le parece "una extraordinaria trabajadora" y "una excelente opción, como todas las demás que se puedan postular".

El coordinador federal considera que "lo importante" es que quien finalmente ocupe ese puesto represente a todos los militantes de IU. "Que no representen a uno nada más, creo que ese es el camino", dice Garzón con respecto a ese nombre.

El líder de la formación de izquierdas, que se ha mostrado hasta el momento muy crítico con Nadia Calviño por su compromiso con la contención del gasto, no ve ahora con malos ojos que sea vicepresidenta económica del Gobierno de Pedro Sánchez.

"Lógicamente, cualquier gobierno de coalición implica que hay diferencias porque son dos organizaciones distintas que tienen intereses no necesariamente iguales", sostiene Garzón al respecto.

El líder de IU asegura que está "plenamente informado de todo lo que sucede" en las negociaciones entre Unidas Podemos y el PSOE para la formación de Gobierno, quienes, asegura, dan pasos con discreción pero de forma sincronizada y coordinada.

"Todavía hacen falta números para que la investidura salga adelante", reseña Alberto Garzón, que confía en que la negociación con ERC acabe bien y se logre su abstención.

"El PSOE está hablando con ERC, son ellos los que tienen que resolver esa situación", dice el líder de IU, que sitúa al margen de la investidura el "problema general" de cómo se construye el diálogo para definir "una España distinta" en la que se pueda convivir.

En su opinión, que el PSC proponga reconocer Cataluña como nación y España como estado plurinacional es un buen inicio, aunque para él el "único camino posible" es hablar de una reforma del Estado que permita cristalizar que España es plurinacional.

No obstante, asegura que el problema catalán no se va a resolver en pocos años y, preguntado sobre si espera una reforma de la CE en la próxima legislatura, pide "esperar a ver cómo se mueve el resto de actores políticos", aunque dice que "la misión" del futuro Gobierno es primero "desinflamar".

A Garzón no le preocupa renunciar a ciertos principios por estar en la coalición, pero sí admite que la correlación de fuerzas obliga a pactar.

"Un gobierno de coalición en el que nosotros somos la minoría lógicamente no puede prometer el socialismo", señala el líder de IU, que se marca como objetivo que se hagan cuantas más cosas posibles en favor de las familias trabajadoras, pero sin marcar líneas rojas.

Lourdes Velasco.