Alberto Fernández le desea suerte a Borrell como nuevo jefe de la diplomacia europea

En la imagen un registro del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández. EFE/ Federico Anfitti/Archivo

Buenos Aires, 30 nov (EFE).- El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, deseó este sábado suerte al ministro de Asuntos Exteriores de España hasta el momento, Josep Borrell, en su nuevo cargo como alto representante de Política Exterior y Seguridad Común de la Unión Europea (UE).

"Mucha suerte, Josep Borrell, en tu nueva tarea como jefe de la diplomacia de la Unión Europea. Estoy seguro de que podrás llevar adelante las ideas que compartimos en nuestro último encuentro en Madrid", expresó Fernández en su Twitter.

El presidente electo de Argentina, que asumirá su cargo el próximo 10 de diciembre, se refirió al encuentro que mantuvo con Borrell a principios de septiembre, en el marco de un viaje en el que también se reunió con el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez.

El argentino conversó con Borrell sobre el acuerdo comercial que firmaron la Unión Europea y el Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

En campaña, Fernández mostró reticencias con el acuerdo firmado entre los dos bloques en junio, y afirmó que el Mercosur tiene que "extremar los esfuerzos" para unirse con la UE, pero "teniendo en cuenta las asimetrías económicas que existen fundamentalmente en Argentina".

"No le tengo miedo a la apertura, lo que no voy a permitir es que la apertura se lleve puesto a las industrias y el trabajo argentino", manifestó el peronista en uno de los debates presidenciales previos a su victoria en las urnas el pasado 27 de octubre.

Para entrar en vigor, el acuerdo comercial tiene que ser aprobado por los parlamentos de los países de cada bloque, algunos de los cuales ya han mostrado reticencias al pacto.

Borrell, quien ya ejerció como presidente del Parlamento Europeo de 2004 a 2007, asumirá su nuevo cargo este domingo.

Entre sus prioridades se encuentran, entre otras, "restaurar" las relaciones con Estados Unidos, apoyar la democracia y la integridad territorial de Ucrania, afrontar los retos de la vecindad sur, desarrollar una nueva estrategia integral para África, elaborar una estrategia política con Asia y reforzar la cooperación con América Latina.