Albert Barranco gana la prueba de apnea con una sorprendente marca

HOLA.COM

A diferencia de muchos de los juegos de Supervivientes, la fuerza no da lugar al vencedor e inmune de esta semana, sino la resistencia pulmonar. El primero en salir del agua en la esperada prueba de apnea ha sido Avilés, seguido de Rocío y Fani con algo más de un minuto, tras ellos Elena y Jorge, que han aguantado algo más de 2 minutos . Ferre ha peleado hasta el final con Albert Barranco, que estaba en una posición que preocupaba tanto a Lara Álvarez como a Jorge Javier Vázquez. Los dos presentadores insistían en mirar si le seguían saliendo burbujas de aire puesto que su postura le hacía parecer completamente inerte. Finalmente, el extronista ha resultado ganador al haber aguantado 3.36.

Los concursantes se enfrentan a la prueba por excelencia de 'Supervivientes'

VER GALERÍA

supervivientes: ganador de la apnea

Es una de las pocas pruebas semanales que perdura con el paso del tiempo en el reality y que ha dado lugar a momentos de tensión, alegría e incluso miedo. Mientras que algunos de los aspirantes a llevarse la victoria deciden renunciar a intentarlo, durando apenas segundos bajo el agua, otros se esfuerzan al máximo en las semanas previas a participar para llegar con ventaja. Era el caso de Fani, que con la ayuda de Christofer había estado entrenando para lograr hacer un espectacular tiempo: "Me estoy sorprendiendo a mí misma". Sin embargo, quizás lo que más le ha sorprendido ha sido el ser la que menos aguantaba.

VER GALERÍA

supervivientes: ganador de la apnea

Esta prueba es especialmente complicada también para el espectador, que tiene que visualizar como se pelean por ser el que más aguanta, sumergidos en el agua durante minutos y minutos. Algunos de los seguidores aseguran que mantienen la respiración mientras dura el momento pero la mayoría no consiguen llegar a las marcas de los ganadores.

El récord de todas las ediciones lo tiene Carla Barber, quien estuvo más de tres minutos debajo del agua en el 2016, con un tiempo casi imposible de superar y que ahora parece haber superado Barranco. La cirujana salió del agua temblando, al límite de sus fuerzas.