Albares viaja a Catar en su ronda para lograr apoyos para evacuar más afganos

·3 min de lectura

Madrid, 12 sep (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, viajará el próximo martes a Catar para seguir los contactos con países que tienen relación con los talibanes con el fin de encontrar vías que faciliten la evacuación de los afganos que colaboraron con España y que no pudieron huir de Kabul.

Su desplazamiento a Catar tendrá lugar después de que el pasado viernes viajara a Pakistán con el mismo objetivo, al ser este país, fronterizo con Afganistán, la vía terrestre más propicia para poder escapar del régimen talibán, han informado fuentes de Exteriores.

Albares tiene previsto mantener varios contactos con autoridades cataríes, entre ellos, con su homólogo de Exteriores, Mohamed bin Abderrahman al Zani.

Al igual que Pakistán, el emirato es uno de los actores principales de la crisis de Afganistán al tener interlocución directa con los talibanes y ser el puente aéreo con Kabul desde que las tropas de Estados Unidos se retiraron el pasado 31 de agosto.

Gracias a esos lazos, los únicos vuelos que ha habido desde que los talibanes tomaron el control del aeropuerto de la capital afgana han sido con Doha, la capital del pequeño país del Golfo Pérsico.

El viernes, operó el primer vuelo comercial, de la compañía Qatar Airways, que transportó a más de cien pasajeros afganos y de otras nacionalidades, incluidos estadounidenses.

El segundo lo hizo ayer, sábado, con un cargamento de ayuda humanitaria y a su regreso repatrió a más de 150 pasajeros, entre ellos, nacionales de Estados Unidos, británicos y canadienses.

Doha acoge desde hace años una oficina política de los talibanes, al frente de la cual ha estado el mulá Baradar Akhund, uno de los hombres fuertes del nuevo gobierno afgano, quien viajó desde Doha a Kabul una vez que se consumó la conquista del país por parte de los islamistas radicales.

Al mismo tiempo, Catar mantiene una buena relación con Estados Unidos, que tiene instalada en el emirato su principal base en todo el Golfo Pérsico.

Durante su visita a Pakistán, Albares aseguró que su objetivo es "establecer un marco para el contacto" que permita seguir evacuando a colaboradores afganos que han quedado atrapados en su país.

También brindar asistencia humanitaria ante la crítica situación en la que ha quedado Afganistán una vez que los talibanes se han hecho con su dominio, pero "sin imponer condiciones" a los insurgentes.

Tras evacuar a 2.206 personas en ocho días antes de la retirada de EE. UU. de Kabul, el Ejecutivo español se ha conjurado en que no va a cejar en su empeño por repatriar a todos los afganos y sus familiares que cooperaron con España durante los 20 años que duró la misión en el país centroasiático.

"Terminó una misión, pero la misión no ha terminado, porque el Gobierno no va a dejar a nadie atrás", dijo el ministro de Exteriores el pasado jueves en el homenaje que se rindió a la veintena de policías que participaron en el operativo de evacuación en Kabul.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente