Albania abre sus archivos para enfrentarse a su pasado comunista

Por Briseida MEMA
Entrada a un búnker construido durante el régimen comunista del dictador albanés Enver Hoxha, en Tirana el 19 de noviembre de 2016

La dictadura comunista de Enver Hoxha controló férreamente la vida de los albaneses durante décadas y ahora las autoridades abrirán los archivos policiales para intentar limpiar de una vez por todas ese oscuro pasado.

"La apertura de los archivos de la policía secreta comunista (Sigurimi) ayudará a erradicar el mal que sigue contaminando a la sociedad albanesa", dice el famoso escritor albanés Ismail Kadare.

"Es la erradicación de un absceso, una intervención dolorosa pero indispensable", añade.

Hoxha gobernó Albania con puño de hierro durante cuatro décadas, desde 1944 a 1985, suprimiendo cualquier oposición interna y aislando al país de toda influencia extranjera.

Una autoridad independiente, fundada en diciembre, se encargará ahora de guiar a quienes deseen consultar los archivos policiales que las autoridades comunistas redactaron sobre ellos o sus seres queridos.

La entidad también tendrá derecho a conceder "certificados de no colaboración" con el régimen comunista, que son necesario para desempeñar cualquier puesto en la administración.

Durante la era comunista (1944-1991), en un país de tres millones de habitantes, más de 100.000 personas fueron encarceladas en campos de detención, otras 20.000 estuvieron en prisión y 6.000 murieron o desaparecieron.

La Sigurimi, uno de los principales instrumentos de la tiranía, creó más de 120.000 archivos y dejó 250.000 registros escritos.

- Una tumba sobre la que llorar -

Durante los últimos 40 años, Irina Sallaku, de 84 años, ha querido saber qué ocurrió exactamente con su marido, Xhavit. Lo único que sabe es que la Sigurimi lo ejecutó.

Tras su desaparición, las autoridades la enviaron con sus dos hijas a un campo de trabajo en el que permaneció durante 12 años, explica la anciana, que muestra una foto amarillenta de su marido y sus hijas gemelas en un parque de Tirana.

Nacida en la extinta Unión Soviética, conoció a Xhavit en Leningrado, donde él estudiaba, antes de instalarse en la capital albanesa.

Pero a partir de 1961, año de la ruptura entre Moscú y Tirana, la pareja albano-soviética sufrió la paranoia del régimen de Hoxha.

Una de las hijas de la pareja, Elena Sallaku, de 60 años, encontró el auto de acusación de su padre y tres documentos sobre su ejecución.

El problema es que cada uno tiene una fecha distinta y resulta imposible saber cuál es la correcta. Además no figura ninguna indicación sobre el lugar en el que enterraron el cuerpo.

"La única cosa que quiero es una tumba sobre la que mis familiares y yo podamos dejar una corona funeraria y llorar", dice Irina.

Ahora espera que la apertura de los archivos de la policía le permita responder a sus preguntas.

"Los archivos de la dictadura contienen secretos dolorosos para muchos albaneses", dice Gentiana Sula, una responsable de la autoridad encargada de abrir los registros, cuyo abuelo murió en una cárcel comunista.

- "Poner fin a las especulaciones" -

La divulgación de los documentos policiales suscitó durante mucho tiempo una fuerte oposición en el país balcánico, explica Alexander Cipa, presidente de la Unión de Periodistas, porque, según él, parte de la clase política "carga sobre sus hombros el peso de pecados pasados".

El objetivo de esta medida es apaciguar la vida política albanesa donde la acusación de haber colaborado o informado a la Sigurimi, con pruebas o sin ellas, sigue siendo un arma efectiva, utilizada cada semana en los medios de comunicación y durante los enfrentamientos parlamentarios.

"La apertura de esos archivos pondrá fin a todas esas especulaciones", afirma Sula.

Pero muchas preguntas seguirán sin respuesta. "Muchos casos fueron destruidos en los años 1991 y 1992, cuando el poder seguía en manos de los comunistas y también después", asegura el exresponsable de los archivos, Kastriot Dervishi.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines