FOTOS I Trineos y nieve: la dificultad con las vacunas en Alaska

TresB

La pandemia de coronavirus ha supuesto un desafío a los sistemas sanitarios del mundo. La llegada de las vacunas ha iniciado una carrera contrarreloj para inmunizar a las poblaciones en el menor tiempo posible. Algo que también ocurre en lugares aislados y remotos. Es por ejemplo el caso de Alaska (Estados Unidos)

Este territorio inhóspito está cubierto por nieve buena parte del año, por lo que los desplazamientos son muy complicados. Para garantizar la distribución de las vacunas hay que recurrir a todo tipo de transportes entre los que no faltan trineos tirados por perros o aviones.

Buena parte del éxito de la vacunación en Alaska está relacionado con la población indígena. Muy castigada durante la pandemia, está ayudando ahora para que las dosis lleguen a los rincones más apartados y todo el mundo tenga acceso a la vacuna. Incluso en lugares sin agua corriente o sin sistema sanitario los residentes ya han recibido su primera inyección.

Más historias que te pueden interesar: