Alarma en la BBC por el cambio en su financiacin propuesto por Londres

El gobierno britnico de Boris Johnson anunci el mircoles planes para dejar de castigar a quienes no paguen el impuesto audiovisual obligatorio que sirve para financiar a la radiotelevisin pblica BBC, lo que provoc alarma sobre el futuro del grupo.

La ministra de cultura, Nicky Morgan, afirm que en una poca de auge de plataformas como Netflix todos los difusores pblicos "deben adaptarse".

Y calific de "anacronismo" que quienes se nieguen a pagar el impuesto audiovisual -una tasa anual obligatoria por ley para todos los telespectadores- puedan ser castigados con una multa o incluso la crcel.

Esta propuesta de descriminalizar el rechazo a pagar la tasa provoc alarma en un contexto de tensiones entre la BBC y el Partido Conservador de Johnson, que acus al ente de parcialidad poltica.

La radiotelevisin pblica, que paradjicamente fue acusada de parcialidad tambin por el opositor Partido Laborista, niega estas acusaciones.

El impuesto audiovisual es actualmente de 154,50 libras (202 dlares, 183 euros) anuales por hogar y el ao pasado gener 3.690 millones de libras para la BBC, lo que le permite operar sin necesidad de publicidad.

En un acto pblico en Londres, Morgan reconoci que suprimir la amenaza de acciones judiciales contra quienes no paguen implicara "casi con seguridad" un recorte en la financiacin.

Previamente la BBC haba estimado el coste de esta medida en unos 200 millones de libras.

Sin embargo, la ministra neg que el cambio propuesto por su gobierno sea "cualquier tipo de ataque contra la BBC", a la que calific de "organizacin increblemente importante".