Al menos un muerto y decenas de heridos en manifestaciones en Bagadad y en el sur de Irak

Un iraquí se manifiesta contra las autoridades el 26 de noviembre 2019 en la ciudad de Nayaf, al sur de Bagdad

Al menos un muerto y decenas de heridos el martes en Bagdad, mientras que varias ciudades del sur de Irak están paralizadas por manifestantes que bloquean las administraciones y carreteras para lograr la caída del poder, comprobaron personalmente corresponsales de AFP.

Un manifestante resultó muerto por balas de goma de las fuerzas del orden, según los médicos de la capital, donde los manifestantes enfrentan a policías escondidos tras muros de cemento.

Otros 20 manifestantes resultaron heridos en el mismo lugar, en las afueras del puente Al Ahrar, atrapados en una nube de gas lacrimógeno, cerca de la plaza Tahrir, epicentro del primer movimiento de protesta espontánea de Irak post Sadam Husein, que ya causó unos 350 muertos en dos meses.

El martes, la violencia se extendió a ciudades que, hasta ahora, no habían sido afectadas por el movimiento de protesta. Además, ahora se prolonga durante el día lo que antes sólo ocurría durante la noche.

En Kerbala, donde la violencia es particularmente intensa, manifestantes y policías se lanzan cócteles molotov después de otra noche de enfrentamientos, informó otro corresponsal de la AFP. Hasta el momento, los enfrentamientos se producían solamente por la noche en la ciudad santa chiíta, pero el martes continuaban a mitad del día.

En Kut, Najaf, Amara y Basora, la desobediencia civil sigue paralizando escuelas y administraciones, sin que hasta ahora se haya informado de violencia alguna, informaron los corresponsales de la AFP.

Irak, el segundo productor del OPEP, es víctima de su primera movilización espontánea desde que una invasión estadounidense derrocó a Husein en 2003.

Los manifestantes reclaman la reforma del sistema y de su clase dirigente, que consideran corrupta e incompetente.