Al menos 34 muertos en Afganistán por el paso de un autobús sobre una bomba

1 / 2
Un hombre herido por una bomba que estalló al pasarle por encima un autobús en la carretera Kandahar-Herat recibe tratamiento el 31 de julio de 2019 en un hospital de la segunda de esas ciudades afganas

Decenas de personas, principalmente mujeres y niños, murieron este miércoles en el oeste de Afganistán cuando el autobús en el que viajaban golpeó una bomba colocada en una ruta, anunciaron responsables.

"Un autobús de pasajeros que circulaba por la autovía entre Kandahar y Herat golpeó una bomba talibán situada en la ruta, matando a 34 personas inocentes e hiriendo a otras 17", indicó Muhibulah Muhib, portavoz de la provincia de Farah.

Todos eran civiles, la mayoría mujeres y niños, agregó.

Sediq Sediqqi, un vocero de la presidencia afgana, confirmó el balance y acusó a los talibanes.

Un balance anterior daba cuenta de 28 fallecidos.

No hubo reivindicación inmediata del ataque, que tiene lugar un día después de que Naciones Unidas afirmase que los civiles continuaban siendo asesinados y heridos a un ritmo "inaceptable" en Afganistán, a pesar de las negociaciones en curso para poner fin a décadas de guerra.

A pesar de que el número de víctimas en los seis primeros meses de 2019 se redujo un 27% respecto al mismo periodo de 2018, 1.366 civiles murieron y 2.446 resultaron heridos, señaló la misión de la ONU en Afganistán (MANUA) en su informe semestral.

Un tercio de las víctimas son niños (327 muertos y 880 heridos), debido sobre todo a las municiones sin explotar que manipulan sin ser conscientes de los riesgos.