Air France-KLM sufrió pérdidas "sin precedentes" en 2020 por la pandemia

Tangi QUEMENER
·3 min de lectura

La aerolínea Air France-KLM perdió 7.100 millones de euros (8.500 millones de dólares) en 2020, un resultado negativo "sin precedentes" provocado por la pandemia de covid-19, que castigó duramente al sector del transporte aéreo y privó al grupo franco-holandés de dos tercios de sus clientes.

El volumen de negocios cayó en un 59%, con respecto a 2019, detalló el grupo en un comunicado este jueves.

Air France-KLM advirtió además que el primer trimestre de 2021 será "difícil" y que la perspectiva de una reactivación seguía siendo "limitada", aunque espera que el tráfico se reanude progresivamente en el segundo y tercer trimestre.

Estas pérdidas y retrocesos de actividad "dan un poco de vértigo", reconoció el director financiero del grupo, Frédéric Gagey. La crisis ha tenido un "impacto sin precedentes" en Air France-KLM, dijo la compañía en su comunicado.

La rentabilidad de las aerolíneas depende de su capacidad para mantener sus costosos aviones volando al máximo de su capacidad, una imagen imposible desde el inicio de la crisis sanitaria.

La situación llevó a los gobiernos francés y holandés a conceder préstamos directos o garantizados a Air France-KLM, por un total de más de 10.000 millones de euros (12.065 millones de dólares).

Los resultados negativos de la compañía, pese a su gran magnitud, no son una sorpresa: en todo el mundo, las compañías aéreas perdieron el 66% de su tráfico de pasajeros y sufrieron pérdidas acumuladas de 118.000 millones de dólares el año pasado, según la IATA, la asociación que las federa.

Air France-KLM tuvo además que financiar un gran plan de bajas voluntarias que supuso una reducción de más del 10% de su plantilla en un año, es decir, 8.600 puestos de trabajo.

Según Gagey hay otros planes previstos que afectarían a más de 5.000 puestos.

- Negociaciones con Bruselas -

En el conjunto del año, Air France-KLM perdió el 67,3% de los pasajeros en relación a 2019, una tendencia que se agravó en el cuarto trimestre (-75,9%).

El grupo advirtió de que "restricciones de viaje más estrictas" complican este primer trimestre del año. Su capacidad de transporte de pasajeros solo representará el 40% de la que tenía en el mismo periodo en 2019.

Además, "la visibilidad sobre la recuperación de la demanda es todavía limitada", aunque la compañía espera "una recuperación del tráfico en el segundo y tercer trimestre de 2021 gracias al despliegue de la vacuna".

El único punto positivo es el aumento de los ingresos del transporte de mercancías como resultado de tarifas más altas consecuencia de una reducción global de la oferta.

Gracias a los préstamos estatales, Air France-KLM cerró 2020 con 9.800 millones de euros (11.800 millones de dólares) de tesorería, lo que permite "afrontar el año que viene con tranquilidad", según Gagey.

Pero estas operaciones aumentaron su deuda, que casi se ha duplicado en un año hasta alcanzar los 11.000 millones de euros (13.270 millones de dólares), un nivel difícilmente sostenible a largo plazo y que podría lleva a los estados a tener que aumentar su participación en el capital para fortalecer la empresa.

Si fuera el caso, Bruselas pide contrapartidas para preservar una competencia justa, como la cesión de franjas horarias de despegue y aterrizaje de Air France en el aeropuerto París-Orly.

Unas demandas que no gustan a Air France-KLM.

Según Gagey, con la Comisión Europea "no hay negociaciones bloqueadas sino que hay que llegar al equilibrio entre las distintas partes, ya que toda negociación lleva su tiempo".

tq/ak/pc/bl