AirBnB obligada a disculparse por ofrecer una “cabaña de esclavos” como alojamiento de lujo

·4 min de lectura

Un “superanfitrión” de AirBnB desató la indignación de cientos de miles de personas la semana pasada, cuando fue expuesto en TikTok por promocionar como alojamiento de lujo la “cabaña de esclavos” perteneciente a una antigua plantación en Mississippi.

Airbnb obligada a disculparse por ofrecer una “cabaña de esclavos” como alojamiento de lujo. Foto: Wynton Yates/TikTok
Airbnb obligada a disculparse por ofrecer una “cabaña de esclavos” como alojamiento de lujo. Foto: Wynton Yates/TikTok

“¿Cómo puede estar bien que se alquile como alojamiento un lugar donde seres humanos eran retenidos como esclavos?”, preguntó en un video Wynton Yates, un joven afrodescendiente y abogado de la industria del entretenimiento y derechos civiles en Nueva Orleans.

El perfil en AirBnB, ya eliminado por la plataforma, anunciaba con orgullo que el alojamiento era una auténtica “cabaña de esclavos”, que fue construida en la década de 1830 en la ciudad de Greenville y luego rebautizada con el nombre comercial Panther Burn Cottage.

Capturas de pantalla de la publicación original muestran que la cabaña colinda con una mansión de 836 metros cuadrados que tiene nueve habitaciones y ocho baños. Construida en 1857, la propiedad de lujo es “la última mansión anterior a la guerra que queda en pie” en el delta del Mississippi.

AirBnB quiere evitar publicaciones similares

La pequeña cabaña mantuvo la misma estructura de madera y algunos muebles antiguos, pero fue reformada para agregar un baño moderno y también otras comodidades, como un televisor inteligente con acceso a servicios de streaming e internet.

En un video que acumula casi 3 millones de vistas, Yates asegura que la historia de la esclavitud en Estados Unidos “se niega constantemente”. “Y ahora se burlan de ella, convirtiéndola en un lujoso lugar de vacaciones. Esto no está bien en lo más mínimo”, agregó.

AirBnB respondió a la avalancha de críticas con una disculpa pública y afirmó el lunes que está “eliminando listados que se sabe que incluyen antiguos barrios de esclavos en los Estados Unidos”.

“Las propiedades que anteriormente albergaban a personas esclavizadas no tienen cabida en AirBnB”, dijo el portavoz de la compañía, Ben Breit, en un comunicado. “Pedimos disculpas por cualquier trauma o dolor creado por la presencia de este listado, y otros similares, y que no actuamos antes para abordar este problema”.

En un video posterior, Yates también se muestra indignado con los comentarios positivos que recibió el “superanfitrión” por parte de los huéspedes. Muchos denotaron insensibilidad total hacia la historia de los afroamericanos, llamando “elegante” o “mejor que un hotel” a la estructura.

La cabaña cambió de dueño

Brad Hauser, quien se hizo cargo de la propiedad de Greenville hace apenas tres semanas, dijo en un comunicado a The Washington Post que fue “la decisión del dueño anterior de comercializar el edificio como el lugar donde una vez durmieron los esclavos”.

Hauser dijo que se “opuso rotundamente” a esa decisión y prometió brindarles a los huéspedes una “representación históricamente precisa” de la vida en la Belmont Plantation, donde se encuentra la cabaña y la mansión.

“No estoy interesado en ganar dinero con la esclavitud”, dijo el propietario de 52 años, quien se disculpó por “insultar a los afroamericanos cuyos antepasados ​​​​fueron esclavos”.

Agregó que fue “engañado”, porque cuando inicialmente preguntó por la estructura detrás de la mansión, el propietario anterior le dijo que no era una cabaña para esclavos y que no se anunciaba como tal. Entretanto, AirBnB y Booking.com suspendieron su contrato de publicidad “en espera de una investigación”.

“Tengo la intención de hacer todo lo posible para corregir un terrible error y, con suerte, recuperar la publicidad en AirBnB”, dijo Hauser en el comunicado.

No está claro cuántos listados de AirBnB presentan propiedades que alguna vez albergaron a personas negras esclavizadas. Según la revista Mic, varias locaciones en Georgia y Luisiana que se promocionaron como tal ya se han eliminado del sitio de AirBnB.

Yates, de 34 años, le dijo a The Post el martes que resulta “alucinante” el contraste del Panther Burn Cottage, que albergaba a unas 80 personas negras esclavizadas en el siglo XIX, y las personas blancas que lo usan como un lindo y lujoso lugar de vacaciones.

“Ver bodas en plantaciones y suburbios con nombres de plantaciones o dueños de plantaciones es algo que me asquea todos los días de mi vida. Pero este fue un nuevo nivel de falta de respeto”, dijo Yates. “Ver el espacio donde vivía la gente esclavizada siendo renovado y alquilado me dejó sin aliento”.

Después de que el video TikTok de Yates se volvió viral, AirBnB garantizó que ahora “trabajaba con expertos para desarrollar nuevas políticas que aborden otras propiedades asociadas con esclavitud”.

Dejen de romantizar la experiencia de la esclavitud”, pidió Yates. “Porque eso es exactamente lo que es esto”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Qué es una recesión y cuáles son sus consecuencias?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente