La AIE cree que la demanda eléctrica en España crecerá al 1 % en 2022-2024

·2 min de lectura

París, 14 ene (EFE).- La Agencia Internacional de la Energía (AIE) cree que la demanda eléctrica en España va a crecer a un ritmo anual del 1 % de aquí a 2024, un periodo en el que las renovables van a seguir ganando peso y las emisiones de CO2 se reducirán casi a la mitad de las que había antes de estallar la crisis de la covid.

En su informe semestral sobre los mercados eléctricos, publicado hoy, la AIE calcula que la generación de electricidad de origen renovable en España va a incrementarse a una cadencia de alrededor del 7 % anual en esos tres ejercicios.

Al mismo tiempo, la producción térmica (con gas o con carbón) va a reducirse a un ritmo del 7,5 %, sustituida por las renovables. Eso permitirá disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en casi el 50 % en 2024, si se comparan con las de 2019.

España se desmarca claramente de la tendencia global, ya que para el mundo en conjunto las emisiones del principal gas de efecto invernadero van a continuar aumentando, aunque muy ligeramente (al 0,2 % anual) a causa sobre todo de la puesta en funcionamiento de nuevas centrales de carbón, en particular en China e India.

Los autores del informe hacen un repaso también de lo ocurrido en el mercado eléctrico español en 2021, y en particular de la escalada de precios propulsados en especial por el incremento de la cotización del gas y en menor medida oir la de los derechos de emisión del CO2.

En diciembre, el precio medio se acercó a los 240 euros por megavatio hora, lo que significa casi cinco veces más que la media en diciembre de los cinco años anteriores.

La demanda de electricidad se había hundido en España un 6 % en 2020 con la irrupción de la crisis de la covid, lo que constituyó el mayor bajón en dos decenios e hizo retroceder el mercado al nivel de producción de 2003.

Como la recuperación económica el pasado año fue menor que la esperada, el consumo de electricidad tampoco volvió a los niveles precrisis, ya que únicamente progresó en torno al 3 %.

Con la instalación de nuevas capacidades de generación eólicas y sobre todo solares fotovoltaicas, las renovables en 2021 pasaron a representar en torno al 47 % del total de la producción, un nuevo pico histórico, tras el 43 % un año antes. Un porcentaje que debería seguir subiendo en los próximos ejercicios.

Por el contrario, el peso del carbón -el combustible que más CO2 genera- en la producción de electricidad fue ya solo del 2 % en 2020. En ese año -recuerda la agencia- se cerraron en una semana la mitad de las capacidades de generación de electricidad con carbón que existían en el país.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente