AI dice que las tácticas de combate ucranianas ponen en riesgo a civiles y enfada a Zelenski

·4 min de lectura

La organización Amnistía Internacional (AI) ha señalado que las fuerzas ucranianas ponen en peligro a la población civil al establecer bases militares en zonas residenciales y lanzar ataques desde áreas habitadas por civiles, una denuncia que ha causado un importante enfado en el Gobierno de Kiev.

En un comunicado divulgado ayer, AI indica que estas violaciones no justifican en modo alguno los ataques indiscriminados de Rusia, que han causado la muerte de innumerables civiles. “Las fuerzas ucranianas ponen a la población civil en situaciones de riesgo al establecer bases y operar sistemas de armas en zonas habitadas por civiles, incluso en escuelas y hospitales, para repeler la invasión rusa que comenzó en febrero”, señala.

Estas tácticas violan el derecho internacional humanitario y ponen en peligro a la población civil, pues convierten bienes de carácter civil en objetivos militares, subraya la nota.

Los ataques rusos resultantes en zonas pobladas han causado la muerte de civiles y destruido infraestructura civil.

“Hemos documentado un panorama en el que las fuerzas ucranianas ponen a la población civil en peligro y violan las leyes de la guerra cuando operan en zonas pobladas”, señaló Agnès Callamard, secretaria general de la organización no gubernamental. “Estar en una posición defensiva no exime a las fuerzas armadas ucranianas de respetar el derecho internacional humanitario”, dice.

En otros emplazamientos concretos en los que AI había concluido que Rusia había cometido crímenes de guerra, incluidas algunas zonas de la ciudad de Járkov, la organización no halló indicios de que hubiera fuerzas ucranianas ubicadas en las zonas civiles atacadas de manera ilegítima por el ejército ruso.

Entre abril y julio, un equipo de AI pasó varias semanas investigando los ataques rusos en las regiones de Járkov, el Dombás y Mykolaiv, e inspeccionó lugares que habían sufrido ataques.

También entrevistó a sobrevivientes, testigos y familiares de víctimas de ataques, y llevó a cabo labores de detección a distancia y análisis de armas, indica el comunicado.

Durante estas investigaciones, el equipo encontró indicios de que las fuerzas ucranianas lanzaban ataques desde el interior de zonas residenciales habitadas y de que se habían establecido en edificios civiles de 19 ciudades y pueblos de las regiones citadas.

La organización dice que ha analizado imágenes satelitales para corroborar algunos de estos incidentes. La mayoría de las zonas residenciales donde se emplazaron los soldados estaban a varios kilómetros de las líneas de frente. Había alternativas viables que no pondrían en peligro a la población civil, como bases militares o zonas boscosas en las proximidades, u otras estructuras alejadas de las zonas residenciales, resalta AI.

En los casos que ha podido documentar, AI no tiene conocimiento de que los militares ucranianos que se emplazaron en estructuras civiles en zonas residenciales hubieran pedido a la población civil que evacuase los edificios vecinos o la hubiese ayudado a evacuarlos. No tomaron -agrega- todas las precauciones posibles para proteger a la población civil.

Zelenski se defiende

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, criticó hoy el informe publicado este jueves por Amnistía Internacional, que acusaba a su país de poner en peligro a la población civil, porque dice que “intenta amnistiar a un estado terrorista” y equipara a víctima y agresor.

“Vimos hoy un informe completamente diferente de Amnistía Internacional, que lamentablemente intenta amnistiar al estado terrorista y trasladar la responsabilidad del agresor a la víctima”, dijo Zelenski en su discurso esta madrugada.

El mandatario afirmó que “no puede haber, ni siquiera hipotéticamente, ninguna condición bajo la cual cualquier ataque ruso a Ucrania se justifique. La agresión contra nuestro estado no es provocada, es invasiva y abiertamente terrorista”. “Y si alguien hace un informe en el que presuntamente la víctima y el agresor son iguales en algo... esto no se puede tolerar”, afirmó.

Intenta amnistiar al estado terrorista y trasladar la responsabilidad del agresor a la víctima (...). No puede haber, ni siquiera hipotéticamente, ninguna condición bajo la cual cualquier ataque ruso a Ucrania se justifique

El presidente ucraniano recordó el ataque perpetrado este jueves por los rusos contra la ciudad de Toretsk, en la región de Donetsk, en el que resultaron muertas ocho personas que estaban en una parada de autobús, una acción en la que también resultaron heridos tres niños.

“Fue un ataque deliberado de los ocupantes, otro acto de terror, cínico y calculado. Sabían dónde estaban golpeando y obviamente querían que la gente saliera lastimada”, dijo Zelenski, que lamentó no ver “informes claros y oportunos de algunos organismos internacionales sobre este y otros miles de delitos cometidos por terroristas rusos”.

“Casi 200 edificios religiosos -templos y casas de oración de varias confesiones- fueron dañados o destruidos por los ataques rusos. Casi 900 instalaciones médicas. Más de 2.200 instituciones educativas. Docenas de universidades, cientos de escuelas y jardines de infancia”, enumeró Zelenski.

“Los ocupantes dispararon de forma deliberada y reiterada con artillería y morteros contra las personas que hacían cola para conseguir agua, contra los autobuses de evacuación y repetidamente contra las paradas de transporte público”, afirmó. “Y no hay informes al respecto por alguna razón. Esto es selectividad inmoral”, concluyó.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente