La teoría de Vox y PP sobre el "retorno talibán" a España hace aguas

·3 min de lectura
El rápido control talibán del país desata el caos en el aeropuerto de Kabul. (Photo by Wakil Kohsar / AFP via Getty Images)
El rápido control talibán del país desata el caos en el aeropuerto de Kabul. (Photo by Wakil Kohsar / AFP via Getty Images)

El Ministerio de Defensa tiene la dificilísima papeleta de culminar la evacuación de los españoles que aún permanecen en Afganistán y de los afganos que han colaborado con España en las sucesivas misiones diplomáticas y militares emprendidas por los distintos Gobiernos durante las últimas décadas. Con el aeropuerto de Kabul cercado por los talibanes, se trata de un asunto de vida o muerte para decenas de ellos. Sin embargo, no todas las críticas se han centrado en la tardanza del operativo, sino en el listado de personas a evacuar.

El primero en reparar en ello ha sido Pablo Casado. Con motivo del cuarto aniversario de los atentados islamistas de Barcelona, el líder del PP ha resaltado que esta fecha coincide con "el retorno talibán que impulsó el terrorismo".

Y desde Vox, su presidente, Santiago Abascal, ha elevado el tono criticando “el consenso de los políticos progres” y exigiendo que “los afganos que huyen del terror talibán sean acogidos en los países musulmanes limítrofes”. Como después ha puntualizado su secretario general, Javier Ortega Smith, solicitan garantías de que “no haya infiltrados de la organización terrorista Al Qaeda entre los afganos que soliciten asilo en países de la Unión Europea o entre aquellos a quienes se les conceda esta protección”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Apelar al miedo para justificar las políticas xenófobas no es nuevo. Y en el contexto del terrorismo yihadista es, además falso. Basta un repaso por los diferentes memorándums y publicaciones de los diversos centros de estudios estratégicos europeos para desmontar estas teorías. En España, el propio Real Instituto Elcano elaboró hace pocos años el estudio 'Yihadismo y yihadistas en España' dando cuenta de que las teorías de Vox son falsas. Pertenecen al siglo pasado, incluso.

En la página 53 del citado documento, concluye que los datos revelan una inversión en lo referente al debate de los ‘Inmigrantes, segundas generaciones y conversos’. “De los yihadistas detenidos o fallecidos antes de 2011, ocho de cada diez eran inmigrantes de primera generación, que procedieron de países con poblaciones mayoritariamente musulmanas como, sobre todo, Marruecos, Argelia, Pakistán y Siria”, apunta el texto.

Sin embargo, prosigue, “entre los yihadistas detenidos o fallecidos de 2012 a 2017, los adscritos al segmento social de las segundas generaciones se triplican y pasan a suponer seis de cada diez de los individuos incluidos en este subconjunto, fundamentalmente descendientes de inmigrantes de primera generación, pero, a diferencia de éstos últimos, nacidos o crecidos en España”.

Así que, puestos a atemorizar a la población, Vox debería decir que hay más posibilidades de que en España atente un yihadista de nacionalidad española que un miliciano de Al Qaeda. Porque la práctica totalidad de los atentados yihadistas perpetrados en territorio europeo en las últimas dos décadas han sido ejecutados por ciudadanos europeos. Así lo certifica Europol, cuyos registros señalan que, en los últimos años, casi el 60% de los ataques yihadistas tenían la nacionalidad del país en el que el atentado tuvo lugar.

En vídeo | La victoria de los talibanes desata el caos en el aeropuerto de Kabul

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente