Aguado: Ayer sentí vergüenza al ver lo sucedido en el Ayuntamiento de Madrid

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. EFEChema Moya/Archivo

Madrid, 26 nov (EFE).- El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha confesado este martes que ayer sintió "vergüenza" al ver lo que sucedió en el Ayuntamiento de Madrid, cuando una víctima de violencia de género se enfrentó al portavoz de Vox en el Consistorio, Javier Ortega Smith.

En el acto organizado por el Consistorio madrileño con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Ortega Smith fue abucheado tras instar a los demás partidos a "romper de una vez por todas el consenso del silencio negacionista".

Al acabar el discurso de Ortega Smith, la presidenta de la Asociación de Mujeres Marroquíes Esperanza Al Amal, Nadia Otmani, que estaba sentada al lado del portavoz de Vox, profirió severos reproches contra el edil, pidiéndole "respeto para las muertas" y reprobando la "vergüenza" de su intervención.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Aguado ha afirmado este martes que "los políticos valientes son aquellos que hacen frente a los maltratadores, pero, sobre todo, los que no dan la espalda a las víctimas".

El también portavoz del Ejecutivo madrileño ha opinado que "lo que ayer vivimos fue un gesto de desprecio y de ninguneo, que es intolerable por parte de cualquier ciudadano, pero, sobre todo, por parte de un cargo público, en este caso, del Ayuntamiento de Madrid".

Para hacer política, ha afirmado Aguado, "hay que ser valiente y enfrentarse con los agresores, poniendo en marcha medidas "útiles y valientes" como las que se promoviendo en la Comunidad de Madrid.

En sus cien primeros días, el Gobierno regional ha garantizado que a partir de enero en la Comunidad de Madrid haya al menos cinco centros abiertos las 24 horas del día para atender a mujeres víctimas de violencia machista.

También se ha impulsado la creación de salas Gesell en los juzgados para garantizar la privacidad de las mujeres que vayan a testificar en juicios por violencia de género y se ha puesto en marcha un proyecto piloto en cinco municipios de la región para que las mujeres y los menores puedan solicitar que los autobuses nocturnos se paren lo más cerca de su casa, sin salirse de la ruta, pero sin tener que esperar a la parada reglada.

El Gobierno regional "seguirá trabajando para hacer frente a la violencia machista, "buscando el consenso y no la confrontación", al considerar que no es bueno hacer política con este asunto y buscar el titular.

"No podemos permitirnos como sociedad ni una sola víctima más y, en eso, debemos estar todos", desde el Gobierno de España hasta el último municipio del país, ha recalcado.

En nombre del Ejecutivo madrileño, ha reiterado todo su apoyo a las víctimas de violencia de género y a sus familias por considerar que este problema, "por mucho que algunos se empeñen, no es ni una moda, ni es un invento", sino que "es una realidad palpable que desde el año 2003 se ha llevado por delante a más de mil mujeres solamente en España".