La agricultura explica más del 90% de la deforestación tropical en el mundo, según estudio

·3 min de lectura
© DOUGLAS MAGNO / AFP

Un estudio publicado por la revista Science señala que entre el 90 y el 99 por ciento de toda la deforestación en los trópicos se debe de forma directa o indirecta, a la agricultura. Pese a ello, entre la mitad y los dos tercios se traducen en la expansión de la producción agrícola activa en las tierras deforestadas.

El estudio que reúne a expertos mundiales en deforestación, señala que detener la deforestación requerirá un cambio de enfoque y medidas efectivas para abordar el papel que juega la agricultura en esta problemática.

El estudio brinda una nueva mirada de las complejas conexiones entre este fenómeno y la agricultura, así como lo que esto significa para los esfuerzos actuales en reducir la pérdida de bosques.

La agricultura es el principal motor de la deforestación tropical, un dato que aunque no es nuevo, ahora se conocen estimaciones sobre la cantidad de bosques que se han convertido en tierras agrícolas en los trópicos, que entre 2011 y 2015 variaba entre 4,3 a 9,6 millones de hectáreas al año.

Los resultados del nuevo estudio afinan este rango a entre 6,4 y 8,8 millones de hectáreas al año.

“Nuestra revisión deja claro que entre el 90 y el 99 % de toda la deforestación en los trópicos está impulsada directa o indirectamente por la agricultura”, comentó Florence Pendrill, autora principal del estudio y de la Universidad Chalmers de Tecnología, Suecia.

Productos básicos como el arroz, maíz o la yuca, son responsables de la mayor parte de la deforestación vinculada a tierras productivas, mientras más de la mitad está relacionado a los pastos, la soja y el aceite de palma.

Los investigadores se mostraron sorprendidos porque “una parte comparativamente pequeña de la deforestación, entre el 45 y el 65 %, tiene como resultado la expansión de la actual producción agrícola en las tierras deforestadas”, según Pendrill.

Según ella, el descubrimiento es de “profunda importancia para diseñar medidas eficaces que reduzcan la deforestación y promuevan el desarrollo rural sostenible”.

“Una parte de esta discrepancia se debe probablemente a las áreas agrícolas no registradas y, además, una pequeña parte puede atribuirse a productos no agrícolas, como la minería y las explotaciones petrolíferas, cuyo efecto sobre la cubierta forestal es en gran medida indirecto”, se lee en el estudio.

Para Patrick Meyfroidt, de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, los bosques y otros ecosistemas se talan a menudo para la especulación con tierras, proyectos abandonados o mal concebidos, tierras que resultaron inadecuadas para el cultivo, o producto de los incendios que se propagan a los bosques vecinos a las zonas taladas.

Brasil: Deforestación en Amazonia llega a récord en el primer semestre de 2022

El estudio señala que, las mayores tasas de deforestación en el periodo 2011-2015 se registraron para América Latina en Brasil, Paraguay, Argentina y Bolivia, seguidas por la República Democrática del Congo, Angola, Madagascar y Mozambique en África, así como Indonesia, Malasia y Myanmar en Asia.

El estudio llega tras la Declaración de Glasgow sobre los Bosques en la COP26 y antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Biodiversidad, COP15, prevista a realizarse para fin de este año.

Durante los primeros seis meses del 2022 la deforestación de la selva amazónica brasileña alcanzó un nuevo récord: se talaron 3.988 km2, según la agencia nacional de investigación espacial Inpe.

La deforestación alcanzó una superficie cinco veces superior a la de la ciudad de Nueva York y representó un aumento del 10,6% respecto a los mismos meses del año pasado, considerado el nivel más alto para ese periodo desde que la agencia lleva el conteo.

La Amazonia es la selva tropical más grande del mundo y contiene enormes cantidades de carbono que se liberan cuando se destruyen los árboles, impulsando el calentamiento global.

Con EFE