Agatha Christie y los conocimientos científicos que aplicó a sus novelas

Agatha Christie y los conocimientos científicos que aplicó a sus novelas (imagen vía: biography.com)

Conocida como la ‘reina del crimen’, Agatha Christie es, sin lugar a dudas, una de las autoras más famosas y leídas, con sus libros traducidos a 103 idiomas y unas ventas que superan los dos mil millones de ejemplares en todo el planeta.

Pero si hay algo que confiere autenticidad a sus novelas fue la rigurosidad con la que plasmó los casos de asesinato sobre el modo en el que el asesino cometía su crimen y cómo era resuelto.

La utilización de veneno por parte del criminal protagonista era uno de los recursos favoritos de la autora británica, pero tras la elección sobre qué tipo de sustancia mortal utilizar, la dosis e incluso los efectos que hacía en las víctimas, había un amplio conocimiento del tema.

[Relacionado: El mayor misterio de Agatha Christie ‘la reina del crimen’]

Durante su infancia, Agatha Christie (que pertenecía a una acomodada familia) recibió la educación en su propia casa y ya de adolescente fue enviada a estudiar a París aunque no estudió nada relacionado con la ciencia.

Fue a partir de 1914, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, cuando contaba con 24 años de edad y había contraído matrimonio con el oficial del Ejército Británico Archibald Christie, cuando decidió presentarse voluntaria como enfermera y realizar cuidados a los heridos de guerra en el Hospital de Torquay (población situada al suroeste de Inglaterra) en el que, según su biografía, dedicó alrededor de 3.400 horas de trabajo no remunerado.

En 1916 fue seleccionada para que trabajase (esta vez ya con un pequeño salario) en el departamento de farmacia del hospital. Allí debía ayudar a los médicos y farmacéuticos a realizar todas y cada una de las medicinas que eran administradas a los enfermos y heridos.

Hay que tener en cuenta que hace un siglo la inmensa mayoría de medicamentos no se realizaban en cadena como hoy en día, sino que se utilizaban las fórmulas magistrales y se preparaban uno por uno, según la patología de quien los debía tomar.

Hasta el final de la IGM estuvo trabajando con grandes expertos en farmacología que compartieron con Agatha todos los conocimientos de farmacología que tenían y este fue el motivo por el que la escritora tuvo un conocimiento tan exacto de cada una de las pócimas, elementos y venenos que después usó en sus novelas.

[Te puede interesar leer: Frances Glessner, la entrañable anciana pionera de la ciencia forense]

A partir de ahí, su curiosidad sobre el tema fue aumento y fueron numerosísimos los libros sobre ciencia, veneno y farmacología que leyó, aunque no llegó a animarse a cursar una carrera, ya que la  suya como escritora ya había despegado y se estaba convirtiendo en una autora de referencia.

Dos décadas después, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, con 49 años de edad y a pesar de que ya era toda una eminencia como escritora (con alrededor de una treintena de novelas publicadas), decidió presentarse voluntaria y trabajar en el departamento de farmacia de la University College de Londres, donde, además de aportar todos sus conocimientos sobre venenos y farmacología (que ya por entonces eran muchos), adquirió muchos más que utilizó posteriormente en sus obras (sobre todo sobre compuestos que hasta la fecha no se conocían).

[Relacionado: ¿Sabías que Agatha Christie escribió novelas románticas bajo un seudónimo?]

Así fue como Agatha Christie adquirió y puso en práctica sus conocimientos de ciencia y a pesar de no haber destacado por ser una mujer de formación científica (y que durante mucho tiempo estuvo fascinada por todo lo que eran los temas esotéricos), su aportación a través de la literatura también puede considerarse como fundamental.

 

Post escrito con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia (11 de febrero) y al que se suma este blog. Más información sobre esta iniciativa:  11defebrero.org, Naciones Unidas y Naukas 

11 de Febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia (Imagen vía: María del Álamo Ortega @marialamort – 11defebrero.org)

Fuentes de consulta: cosmosmagazine / cienciaconcerebro / mujeresconciencia / BBC

Fuentes de las imágenes: biography.com / María del Álamo Ortega @marialamort (vía 11defebrero.org)

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines