Agag, ¿el siguiente 'hombre de Aznar' en ser imputado?

El CEO de la Fórmula E, Alejandro Agag, hizo una sorprendente oferta de 600 millones de euros por la propiedad absoluta de la categoría de carreras eléctricas. EFE

La detención ayer de Eduardo Zaplana no sorprendió a casi nadie. Ni siquiera en las filas del PP. El nombre del exministro de Aznar sonaba en las quinielas como candidato a ser imputado antes o después de las informaciones que, de manera más o menos velada, incidían en el cobro de comisiones y en la tenencia de cuentas bancarias en paraísos fiscales. Con Zaplana, el expresidente del Gobierno José María Aznar ya roza el pleno al quince de exministros implicados en asuntos turbios. Y puede que sume un nuevo nombre a su lista de allegados de dudosa ejemplaridad: Alejandro Agag.

El yerno de Aznar lleva 10 años siendo investigado por la UCO de la Guardia Civil. Aunque él no fue inicialmente objeto de una investigación, su nombre está estrechamente vinculado al de Zaplana. Ambos trabaron una importante amistad durante el segundo gobierno de Aznar y participaron en los mismos negocios. Fue en esa época en la que Agag, tras ser asesor del presidente y Eurodiputado del PP, decidió aparcar la política y servirse de sus influencias para probar suerte en los negocios. Especialmente en la Fórmula E, la Fórmula 1 de los coches eléctricos.

Y ahí empezaron las sospechas. Especialmente en los tejemanejes relacionados con la celebración del campeonato de Fórmula 1 en Valencia que tan fervorosamente impulsó Francisco Camps, ex presidente valenciano.

Al parecer, según avanzan algunos confidenciales, el yerno de Aznar medió en la construcción del circuito urbano de la capital del Turia. Un asunto plagado de irregularidades que podría desembocar en imputaciones. En el PP ya lo saben y se están preparando para ello, señala El Confidencial Digital. “Lo de Zaplana es solamente la primera de las muchas imputaciones y detenciones que están por venir”, se repiten.