Luis Advíncula provoca otro caso Zozulia en el Rayo Vallecano

·6 min de lectura

Muchas voces defienden que hay que separar el fútbol de la política, pero en algunos casos resulta bastante complicado. Sucede, por ejemplo, con el Rayo Vallecano, un club con una idiosincrasia muy particular por su vinculación social e histórica con el barrio madrileño de clase obrera al que pertenece.

El jugador peruano Luis Advíncula en un partido con el Rayo Vallecano esta temporada. (Foto: Alejandro Rios / DeFodi Images / Getty Images).
El jugador peruano Luis Advíncula en un partido con el Rayo Vallecano esta temporada. (Foto: Alejandro Rios / DeFodi Images / Getty Images).

En plena lucha por meterse en los playoffs de ascenso a La Liga, el conjunto vallecano vuelve a ser noticia por cuestiones políticas. El motivo es la aparición en un vídeo de su lateral derecho, el internacional peruano Luis Advíncula, en el que junto a otros compañeros de su selección hace un llamamiento a sus compatriotas para participar en la segunda vuelta de las elecciones generales de su país del próximo 6 de junio y en el que piden el voto, aunque sin citarla, a la candidata del partido de derechas Frente Popular Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

“Amo a mi país y cada vez que me convocan ahí estoy, listo para defenderlo. La luchamos, la sudamos y salimos adelante todos juntos. Unidos siempre, divididos jamás. Este 6 de junio tú estás convocado a votar por un Perú, por un país en democracia, en libertad, unido y en paz”, dice Advíncula en el vídeo de esta campaña, que se llama #PonteLaCamisetaPerú aludiendo a que Fujimori la utiliza en sus actos electorales y en la que se pide votar en contra del comunismo.

Días después de la publicación del vídeo, la afición del Rayo Vallecano ha mostrado su indignación con el jugador. La Plataforma ADRV, una agrupación que engloba a diferentes peñas oficiales del conjunto madrileño ha emitido un comunicado acusando a Advíncula de “no entender el significado y la historia de la camiseta que defiende”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Cuando un jugador nuevo llega a Vallecas, una de las cosas que la afición le transmite es que sea responsable con sus acciones y opiniones mientras vista nuestra camiseta. La mucha o poca visibilidad pública que pueda dar el portar la camiseta del Rayo Vallecano para nosotros está íntimamente ligada con el orgullo de defender a Vallekas”, empieza el texto titulado ‘La franja no se mancha’. “Uno de nuestros jugadores ha aprovechado esa visibilidad para manifestarse políticamente, ya sea por convicción, ya sea por intereses económicos, ya sea por cobardía, alineándose con los continuadores y herederos de un régimen político corrupto y criminal, en contra de su propio pueblo. Un acto que no podemos entender de otra forma que como despreciable. Tendrás tu derecho a opinar, no lo cuestionamos. Lo que sí cuestionamos es la honestidad de tus actos y el respeto por Vallekas y nuestra clase, aquí o allí. Tú das tus pasos, nosotros damos los nuestros. Es una vergüenza que vistas la Franja Roja, la que sea. Contamos los días para que dejes de ensuciarla”.

El Rayo Vallecano ya se ha manifestado para mostrar su “total apoyo al jugador” por “su comportamiento intachable y sumamente profesional”. En el comunicado califica a la Plataforma ADRV de “minoría crítica convertida en dictadura del pensamiento” que “no respeta la libertad ideológica y de expresión de nuestro jugador y atenta con los valores democráticos fundamentales de respeto y tolerancia que caracterizan a nuestro club”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La directiva del Rayo Vallecano encabezada por Raúl Martín Presa mantiene un fuerte enfrentamiento con su afición por cuestiones políticas. Muy criticada fue la reciente invitación del presidente al palco de Vallecas a los miembros de Vox Santiago Abascal y Rocío Monasterio poco antes de las elecciones en la Comunidad de Madrid y después de que un mitin del partido de extrema derecha en el barrio madrileño acabara en disturbios.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La polémica de Advíncula recuerda a la sucedida con el ucraniano Roman Zozulia durante el mercado invernal de la temporada 2016-17. El Rayo y el Betis acordaron su cesión, pero la afición vallecana se negó a que el delantero jugara en su equipo acusándolo de “neonazi”. En los alrededores del estadio y de la ciudad deportiva aparecieron pancartas en contra del jugador y del presidente del club, Martín Presa.

Una de las pancartas que aparecieron en los alrededores de Vallecas tras la cesión al Rayo de Roman Zozulia. (Foto: Twitter / @bukaneros92).
Una de las pancartas que aparecieron en los alrededores de Vallecas tras la cesión al Rayo de Roman Zozulia. (Foto: Twitter / @bukaneros92).

La presión en contra del jugador, recibido con insultos y pancartas en su contra en su primer día en la Ciudad Deportiva del Rayo, provocó que tuviera que volver a Sevilla, aunque desde el club vallecano le dieron un mes para regresar e incorporarse al equipo. Finalmente, se rompió su contrato de cesión.

El delantero ucraniano siguió en Sevilla a pesar de que ya no podía jugar en el Betis. Tanto sus compañeros como el club le mostraron su apoyo antes de su marcha al finalizar aquella temporada tras llegar a un acuerdo de rescisión de contrato. Poco después, fichó por el Albacete.

Zozulia nunca escondió su patriotismo y en sus redes sociales tenía varias fotos comprometedoras apoyando a líderes de extrema derecha de Ucrania o con símbolos de esta ideología. Sin embargo, siempre negó ser nazi.

Roman Zozulia durante la reanudación del partido que meses antes tuvo que ser suspendido en Vallecas por los insultos que recibió desde la grada. (Foto: Diego Souto / Quality Sport Images / Getty Images).
Roman Zozulia durante la reanudación del partido que meses antes tuvo que ser suspendido en Vallecas por los insultos que recibió desde la grada. (Foto: Diego Souto / Quality Sport Images / Getty Images).

A su vuelta a Vallecas como jugador del conjunto manchego en diciembre de 2019 fue recibido con insultos por parte de la afición del equipo franjirrojo lo que provocó la suspensión del partido en el descanso. El encuentro se reanudó meses después, ya en plena pandemia del coronavirus, a puerta cerrada.

Más historias que te pueden interesar: