Afganistán: de Kabul a Tokio, un destino olímpico

·1 min de lectura

ARTE conoció a Masomah Ali Zada en Kabul en 2015. Por aquel entonces, formaba parte del equipo ciclista femenino y luchaba por emanciparse a través del deporte. Amenazados por los talibanes, la joven y su familia tuvieron que abandonar Afganistán e instalarse como refugiados en Francia.

A su llegada al país europeo, Masomah fue recibida por Patrick y Thierry Communal, dos entusiastas del ciclismo que la acompañaron y apoyaron.

Masomah siguió entrenando y fue seleccionada como miembro del equipo de refugiados del Comité Olímpico Internacional para participar en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Esta es su historia:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente