Los afectados por los accidentes de tráfico homenajean a las víctimas de “violencia vial"

Madrid, 20 nov (EFE).- La asociación Stop Accidentes, que brinda apoyo y orientación a los afectados por siniestros de tráfico, ha rendido homenaje este domingo a las víctimas de la “violencia vial” y ha reivindicado la necesidad de una reforma en el Código Penal para que los homicidios imprudentes en los siniestros viales pasen a considerarse como dolosos.

Así lo han manifestado en un acto de recuerdo a las víctimas celebrado en Madrid que ha contado con la participación, entre otros, del fiscal de la sala de Seguridad Vial de la Fiscalía General del Estado, Luis del Río; el diputado nacional del PP Juan José Matarí y el coordinador de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Federico Jiménez de Parga.

El homenaje, replicado en Barcelona, Valencia, Valladolid, Granada, A Coruña, Vigo, Pontevedra y Tenerife, se enmarca en la celebración del día mundial en recuerdo a las víctimas de la violencia vial, que se realiza el tercer domingo de noviembre desde que así fuera decretado por Naciones Unidas en 2005.

Gema Sánchez, vicepresidenta de Stop Accidentes, ha explicado que los accidentes de tráfico causados por imprudencias de los conductores deben considerarse como “violencia vial” porque cuando alguien conduce bajo los efectos del alcohol y las drogas o va a una velocidad “exacerbada”, no está respetando “la vida de los demás”.

Actos como este son importantes para “dar visibilidad” a las víctimas y combatir “la indiferencia y el olvido”, ha dicho en declaraciones a Efe, mientras que también ha asegurado que a los conductores reincidentes “hay que sacarlos de la carretera hasta que no se rehabiliten”.

La solución no pasa por “excluirlos”, sino por brindarles “tratamiento psicológico” para evitar que vuelvan a cometer imprudencias en la carretera, ha subrayado.

“No queremos ser víctimas de segunda; de hecho, somos víctimas de cuarta y queremos ser víctimas de primera”, ha demandado.

Por su parte, Luis del Río ha afirmado que las personas que componen el Ministerio Fiscal trabajarán para que las víctimas “reciban la mejor atención y asistencia posible” y ha apuntado que, más allá de la reparación económica, los afectados “deberían ser protagonistas del proceso penal”.

El objetivo principal, según del Río, es que existan “las menos víctimas posibles” y que aquellas que existen “reciban la mejor atención y el trato posible”.

Según datos recabados por Stop Accidentes, en los últimos 21 años han fallecido, víctimas de la “violencia vial”, un total de 65.565 personas, mientras que 328.014 personas han quedado malheridas de por vida.

(c) Agencia EFE