La aerolínea Emirates registra pérdidas por primera vez en 30 años debido a la pandemia

Mohamad Ali Harissi
·3 min de lectura
Un avión Airbus A380 de la compañía Emirates permanece estacionado en las pistas del aeropuerto internacional de Katunayake (Sri Lanka), el 26 de junio del año 2015

La aerolínea Emirates registra pérdidas por primera vez en 30 años debido a la pandemia

Un avión Airbus A380 de la compañía Emirates permanece estacionado en las pistas del aeropuerto internacional de Katunayake (Sri Lanka), el 26 de junio del año 2015

La aerolínea Emirates, la más importante de Oriente Medio, anunció el jueves unas pérdidas semestrales de 3.400 millones de dólares, las primeras que registra en 30 años, debido a los devastadores efectos de la pandemia de covid-19, que prácticamente paralizó el tráfico aéreo.

"Debido a esta situación sin precedente para el sector de la aviación y del turismo, el grupo Emirates registró pérdidas semestrales por primera vez en 30 años", dijo su presidente Ahmed ben Said Al-Maktum, en un comunicado.

Fundada en 1985, la compañía no había registrado pérdidas desde el ejercicio 1987/88, según una portavoz de Emirates.

A modo de comparación, en el mismo periodo del año pasado, Emirates registró beneficios de 235 millones de dólares, según el comunicado.

La facturación en su semestre contable que finalizó el 30 de septiembre fue un 75% menor que en el mismo periodo de 2019 y se situó en 3.200 millones de dólares. Si esta cifra no es más baja es gracias a que la sección transporte de mercancías pudo seguir operando.

La aerolínea explicó que su flota de aviones respondió a la demanda de suministros en el mundo entero, incluido material médico.

"Como el tráfico de pasajeros desapareció, Emirates redesplegó su flota para responder a las demandas de transporte de mercancías", dijo Al-Maktum.

"Esto nos permitió que nuestros ingresos pasaran de 0 a 26% del volumen registrado en el mismo periodo del año anterior", agregó.

- Un 95% menos de pasajeros -

En este periodo de seis meses, Emirates contabilizó 1,5 millones de pasajeros, es decir un 95% menos que en los mismos seis meses de 2019.

La aerolínea, que tiene una flota de 270 aviones de largo recorrido, interrumpió sus vuelos a finales de marzo debido a la pandemia.

Dos semanas después informó de que activaba una pequeña parte de sus vuelos para garantizar repatriaciones y poco a poco fue aumentando su frecuencia, a medida que Dubái flexibilizó sus restricciones para relanzar el turismo.

Emirates viajaba a 158 destinos en 84 países antes de la pandemia y actualmente tiene vuelos a 99 de ellos.

"Nadie puede ver el futuro, pero esperamos una reanudación importante de la demanda una vez que la vacuna contra el covid-19 esté disponible y nos preparamos para ese momento", dijo el responsable.

Desde el inicio de la pandemia la aerolínea también anunció supresiones de puestos de trabajo pero no dio cifras concretas.

En el comunicado del jueves, indicó que el número de empleados de Emirates y sus diversas filiales se había reducido en un 24% y se situó en 81.334 trabajadores el 30 de septiembre de 2020.

El turismo es uno de los pilares económicos de Dubái que recibió a 16 millones de visitantes el año pasado. En 2020, antes de la pandemia, las autoridades se habían fijado el objetivo de 20 millones.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) advirtió en abril que el tráfico aéreo se reduciría a la mitad en Oriente medio y el norte de África debido a la pandemia.

Muchas compañías pagan un alto precio y han tenido que recurrir a las ayudas públicas. Emiratos y Qatar Airways, por ejemplo, recibieron cada una 2.000 millones de dólares de subvenciones públicas.

mah-sls/mh/vl/bl/mar