La AEPD orienta a los sanitarios sobre el uso correcto de datos personales

·2 min de lectura

Madrid, 22 jun (EFE).- ¿Quién puede acceder a una historia clínica?, ¿en qué casos?, ¿se pueden facilitar datos a terceros?; la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) va a orientar a los profesionales del sector sanitario sobre cómo hacer un uso correcto de los datos personales.

Para resolver las dudas más frecuentes que surgen entre los sanitarios sobre la utilización correcta de los datos personales, la AEPD ha publicado una guía dirigida a los profesionales de este sector, con el fin de facilitar el cumplimiento de las normas sobre protección de datos y garantizar los derechos de los usuarios de estos servicios.

Los datos personales relacionados con la salud están considerados por la legislación como "datos sensibles especialmente protegidos", y la información personal incluida en las bases de datos sanitarias es de dos tipos: por un lado la que identifica a la persona (nombre, DNI, teléfono o dirección) y por otro la relacionada sobre su estado de salud (cirugías, medicamentos o antecedentes familiares).

Durante el pasado año, la Agencia registró casi 700 reclamaciones vinculadas al sector sanitario por el presunto mal uso de los datos personales, lo que supuso un incremento del 75 por ciento con respecto a las cifras del año anterior.

El acceso a la historia clínica constituye un aspecto esencial de la asistencia sanitaria, por lo que la guía facilita orientaciones sobre quiénes pueden acceder a la misma para las distintas finalidades para las que están legitimados ‒profesionales sanitarios, residentes, centros sociosanitarios o centros privados concertados‒ así como los riesgos y responsabilidades en que pueden incurrir quienes accedan de una forma ilícita.

Uno de los riesgos más habituales relacionados con la confidencialidad de los datos de los pacientes deriva de las modalidades de acceso a su información cuando están internados en un centro sanitario o cuando son llamados para asistir a la consulta, y la guía ofrece consejos específicos para minimizar esos riesgos.

Así, ofrece pautas para llamar a los pacientes en las consultas, cómo gestionar la información en mostradores de admisión o qué información se puede dar cuando se llama a un hospital preguntando por un ingreso de una persona o la habitación en la que se encuentra, y se proponen soluciones para gestionar la seguridad de los recintos sanitarios.

El documento que ha elaborado la AEPD trata de dar respuesta a las diversas situaciones que se plantean cuando los profesionales sanitarios desarrollan sus servicios en hospitales o clínicas, señalando en cada caso quiénes son los responsables del tratamiento de los datos de los pacientes y de las correspondientes historias clínicas.

Puede ocurrir que el profesional tome todas las decisiones sobre la atención sanitaria de sus pacientes en una consulta propia arrendada a un hospital o clínica, que esté contratado para ello por el centro; o que atienda a sus propios pacientes en una consulta de la clínica u hospital y compagine esa actividad con la atención a los pacientes del propio centro sanitario. EFE

rc/crf

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente