La Aemet alerta de la llegada de una DANA que dejará tormentas "muy fuertes" en la Península

·5 min de lectura
Una niña salta un charco tras la lluvia caída en Barcelona, el pasado 18 de septiembre.  (Photo: Emilio Morenatti via AP)
Una niña salta un charco tras la lluvia caída en Barcelona, el pasado 18 de septiembre. (Photo: Emilio Morenatti via AP)

Aún no nos hemos recuperado de la última DANA y ya hay otra en marcha. Un nuevo sistema de baja presión en niveles altos de la atmósfera que puede unir “todos los ingredientes necesarios para generar las temidas lluvias torrenciales”, como lo define la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se viene formando en el nordeste peninsular. Ya el lunes comenzó a extenderse y se complican las cosas en la vertiente mediterránea y en las Islas Baleares, con chubascos tormentosos que serán localmente fuertes o muy fuertes y que también tendrán carácter persistente, tal y como apunta el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo. Hay ya cinco comunidades en alerta.

A pesar de que hay “cierta incertidumbre” sobre la trayectoria que tendrá esta nueva DANA, desde la Aemet ya manifiestan que se tenga “mucho cuidado” ante las lluvias que se puedan desatar con especial fuerza a partir de este martes, 21 de septiembre, dada la inestabilidad atmosférica. “La DANA se desplazará primero al oeste y posteriormente hacia el norte al tiempo que se va rellenando hacia finales de la semana”, explica asimismo la Aemet en un informe meteorológico sobre las precipitaciones de esta semana. “En conjunción con un flujo húmedo del nordeste, esta situación dará lugar a lluvias intensas acompañadas de tormentas, localmente muy fuertes y persistentes, especialmente en zonas del área mediterránea”, reportan también.

Por esta razón, tal y como se ve reflejado en el mapa de avisos meteorológicos de la Aemet, tras los avisos que tiñeron el lunes parte del litoral de Cataluña, Región de Murcia y de la Comunidad Valenciana, así como el interior de esta región y parte de Castilla-La Mancha, sólo se encuentran en riesgo importante de color naranja por lluvias y tormentas las islas de Mallorca, Ibiza y Formentera.

En la madrugada de este martes, las precipitaciones se han intensificado en los litorales de Murcia y Alicante, aunque durante el día se han desplazado hacia Baleares y el este de la Comunidad Valenciana, con algunas zonas de su litoral en riesgo amarillo por lluvias. Además, también se esperan tormentas en el interior de Andalucía durante la tarde.

Dada la formación de esta nueva DANA, una decena de provincias de Cataluña, Baleares y el sudeste peninsular están en aviso durante este martes por ambiente inestable que incluye chubascos tormentosos que podrían ir acompañados de granizo; mientras que en el resto de la península también se dará nubosidad y lluvias por otras circunstancias meteorológicas.

En el Cantábrico, un flujo del norte mantendrá los cielos cubiertos sobre todo en su parte oriental, mientras que habrá intervalos nubosos en general en el resto del tercio norte y mitad este de la península, con probabilidad de precipitaciones de carácter más débil.

“Es posible que los chubascos se extiendan de forma más débil a otras zonas de la península a partir del miércoles, aunque todavía hay incertidumbre al respecto. Las temperaturas, además, bajarán y quedará un ambiente en general fresco para la época”, apunta respecto de la evolución que tomará la DANA en los próximos días Del Campo.

Así será la evolución mañana

El miércoles, la DANA se irá desplazando hacia el oeste por el interior peninsular y se mantendrá la inestabilidad atmosférica sobre todo en Andalucía occidental y en el área mediterránea, con chubascos localmente fuertes en el entorno del Estrecho y en Melilla y que podrían darse también en puntos costeros de la Comunidad Valenciana y en Baleares. En el resto del suroeste peninsular y en el entorno de los Pirineos, la Aemet no descarta tampoco que se puedan producir chubascos, a la par que las precipitaciones serán persistentes en el área Cantábrica

Con respecto a las temperaturas, se registrarán valores más bajos en Andalucía y la mitad occidental peninsular, mientras que subirán en el cuadrante nordeste del país. En puntos del Mediterráneo o Baleares, por ejemplo, se llegará a los 26 o 28 grados, pero en contraposición en la meseta norte no se pasarán de los 18 o 20 grados. El jueves continuará el ambiente inestable y, a pesar de que en el litoral valenciano y Baleares aún podrían darse chubascos fuertes, serán en general ya menos intensos que en días anteriores. Con la excepción de las regiones cantábricas, habrá cielos poco nubosos en el resto de la península y temperaturas aún frescas para la época.

“Con el desplazamiento de la DANA hacia el norte, según se va rellenando, se espera que a finales de la semana comience a remitir este episodio de precipitaciones intensas y persistentes, aunque probablemente durante el jueves y el viernes todavía se mantengan en zonas del interior y este peninsulares, así como en Baleares”, apuntan desde la Aemet según su previsión en este sentido.

Así pues, llegado el fin de semana, en sintonía con lo que describe Rubén del Campo, lo más probable es que predomine el tiempo estable, sin descartar algunos chubascos débiles y dispersos en el Mediterráneo y posibles lluvias en el Cantábrico. A su vez, las temperaturas subirán con ambientes más templados que llevarán los termómetros hasta los 28 o 30 grados en el área mediterránea. En Canarias, predominarán los cielos nubosos o muy nubosos en el norte de las islas de mayor relieve, sin descartar lloviznas en el resto de las islas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente