La advertencia de la OCU para comprar entradas de conciertos tras lo vivido en los últimos días

·2 min de lectura
Un momento del concierto de ColdPlay. (Photo: Getty Images)
Un momento del concierto de ColdPlay. (Photo: Getty Images)

Un momento del concierto de ColdPlay. (Photo: Getty Images)

El regreso de ColdPlay a España provocó durante toda la semana pasada una revolución. A los dos conciertos que iba a dar en mayo, la banda inglesa tuvo que añadir otros dos debido a la alta demanda que hubo. En cuestión de horas, se vendieron más de 200.000 entradas.

Una vez ya no quedaban entradas en los canales oficiales de venta, la reventa salió a escena. Y con ella los precios abusivos y las estafas con entradas falsas.

Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) solicitó este martes al Ministerio de Consumo que impulse una normativa que limite la compraventa de entradas online por titular. El objetivo es el de “controlar y reducir la posterior reventa de las mismas entradas por precios abusivos y sin unas mínimas garantías”.

Dejan claro que esto está “sucediendo con los próximos conciertos de ColdPlay en Barcelona”. “La organización también advierte de posibles fraudes en la reventa de entradas. De hecho, desaconseja la compra de cualquier tipo de entradas a través de la reventa, ya que incluso páginas web aparentemente legales reúnen todo tipo de quejas y reclamaciones”, añadió la OCU en su comunicado.

Entre las técnicas utilizadas por los estafadores se encuentran algunas como “comisiones de venta abusivas, venta de entradas falsas (ya vendidas antes a otras personas), precios tres o cuatro veces superiores a los oficiales o procesos de compra que finalizan abruptamente sin entrada y con el dinero cobrado”.

Además, la Organización de Consumidores advirtió que incluso tratándose de una entrada valida, el usuario podría tener problema si el concierto se cancela o modifica la fecha. “El derecho a la devolución será por el precio facial de la entrada y nunca por el sobrecoste generado”, dejó claro.

Finalmente, la OCU hizo varias recomendacones para en los casos en los que se acaba comprando una entrada en estas páginas: “Comprobar al menos que la web elegida incluye el logo del candado junto a la url y, una vez dentro, que se incluye un número de identificación fiscal (o un CIF) junto al nombre de la empresa. La web debería incluir además una lista de condiciones con los términos de la contratación”.

“El pago debería realizarse con tarjeta, no mediante una transferencia y conviene comprobar a través de la web oficial del festival que las fechas y el aspecto de la entrada coinciden con las anunciadas”, añadió la OCU.

Para terminar, la entidad solicitó a la cartera de Consumo que de un impulso parlamentario a la normativa específica para la reventa de entradas por internet que licite los establecimientos autorizados, obligue a verificar la validez de las entradas, identifique al comprador, limite el precio máximo de reventa (también al 20%) y evite el habitual desvío de miles de entradas de las webs oficiales al mercado de reventa.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR