Adrià: "Queremos ser referencia de cómo se puede gestionar la cultura"

Agencia EFE
·3 min de lectura

Roses (Girona), 22 feb (EFE).- El chef Ferran Adrià ultima las obras de elBulli 1846, un espacio en parte museo en parte laboratorio gastronómico del que ha explicado este lunes que quiere ser "referencia de cómo se puede gestionar la cultura".

En una primera fase, se ha trabajado en analizar lo que fue el restaurante elBulli y, el próximo 1 de abril, comienza una segunda etapa con el punto de mira puesto en la creación, aunque con perfiles transversales de quienes participarán en ella.

Adrià ha participado hoy en la presentación de un sello de producto de proximidad en Roses (Girona), donde se ubicará elBulli 1846, y ha insistido en esa vocación de este espacio de adaptarse a la nueva realidad de la cultura tras la pandemia.

"No hay un euro público porque yo no he querido", ha manifestado el laureado cocinero en una primera declaración de intenciones, tras la que ha precisado que se tratará de un "proyecto vivo".

Ferran Adrià ha puesto como ejemplo el Basque Culinary Center, "referencia mundial hoy en día en gastronomía", ha recordado que costó un millón de euros y ha añadido que no deben poner en marcha otro en Cataluña, "sino algo complementario".

Adrià ha bromeado con los once años transcurridos desde que cerró elBulli y planteó la creación de elBulli 1846 y las dificultades burocráticas y medioambientales surgidas, hasta el punto de compararlo con la construcción de la Sagrada Familia de Barcelona.

Sin dar demasiados detalles, sí ha confirmado que se ha rehecho lo que era el antiguo restaurante, que han trabajado con el prestigioso despacho de arquitectos RCR para que todo esté "incorporado al máximo a la naturaleza", y que las visitas tendrán una duración de unas tres horas.

El aforo máximo será de doscientas plazas simultáneas, pero que no se alcanzarán, ha matizado, para puntualizar que las visitas se espaciarán a lo largo del día y que, seguramente, serán de entre cien y doscientas personas por franja horaria, aunque se realizarán pruebas para determinar la cifra con mayor exactitud.

Tampoco conoce por el momento el precio de acceso, aunque ha señalado que será el necesario "para compensar los gastos", porque lo importante a su entender es "tener solvencia".

Ferran Adrià ha admitido que ha sufrido en los últimos tiempos, "porque la covid afecta (incluso) a Messi", pero ha insistido en su apuesta por ese nuevo modelo de negocio cultural sin aportación pública.

Adrià espera colaborar de este modo con la promoción turística del territorio gracias al nombre de elBulli, y ha anunciado también que harán "cosas especiales".

"Es un espacio único en el mundo, un restaurante convertido en museo, una exposición", ha resaltado antes de indicar que conversará con ayuntamiento y administraciones turísticas para que se cuente con complementos como guías para obtener el máximo rendimiento.

En el marco de la voluntad innovadora que propone, Ferran Adrià ha recordado que no hay ninguna referencia en el mundo de un grado universitario de bebidas.

"El problema de la cultura es que cuesta mucho dinero", ha manifestado, para apostillar de inmediato que se tiene "que reinventar el modelo de negocio de la cultura, que tiene que ser autosostenible"

Adrià ha cifrado en 11 millones de euros la inversión realizada en elBulli 1846 y ha subrayado que "la idea es que, cuando salgas, comprendas porqué fue tan importante elBulli, y que lo más importante que hizo fue hacer pensar".

(c) Agencia EFE