El primer adorno personal decorado de Eurasia tiene 41.500 años

·2 min de lectura

Redacción Ciencia, 25 nov (EFE).- Un colgante de marfil de mamut decorado con agujeros y encontrado en Polonia es el ejemplo más antiguo conocido de joyería ornamentada en Eurasia, pues data de hace 41.500 años, en el Paleolítico Superior Temprano.

El colgante fue hallado en 2010 en la cueva polaca de Stajnia junto a un punzón hecho de hueso de caballo, según el equipo investigador, liderado por la Instituto Max Planck (Alemania).

Ambos objetos realizados por Homo sapiens son la primera prueba conocida de la decoración de joyas en Eurasia y de la aparición del comportamiento simbólico en la evolución humana.

La decoración del colgante incluía patrones de más de cincuenta marcas de perforación en una curva irregular y dos agujeros completos, de acuerdo con un estudio que publica hoy Science Reports.

El patrón de hendiduras, similar al de las joyas posteriores encontradas en Europa, podría representar cuentas de caza (un sistema de conteo matemático) o anotaciones lunares correspondientes al ciclo de la luna o el sol.

"Esta pieza de joyería muestra la gran creatividad y la extraordinaria habilidad manual de los miembros del grupo de Homo sapiens que ocupó el yacimiento", destacó la coautora Wioletta Nowaczewska, de la Universidad de Wrocław (Polonia).

El grosor de la placa es de unos 3,7 milímetros, lo que demuestra "una asombrosa precisión en el tallado de las perforaciones y los dos agujeros para llevarla", agregó.

El equipo considera que el colgante pudo romperse durante una expedición de caza en el altiplano de Cracovia-Częstochowa y quedó abandonado en la cueva.

La datación de colgante, gracias a los avances metodológicos más recientes del radiocarbono, lo sitúa hace 41.500 años, cuando se produjeron las primeras dispersiones de Homo sapiens por Europa.

En las hipótesis sobre la primera expansión del Homo sapiens en Europa, el territorio de Polonia suele quedar excluido, lo que sugiere que permaneció desierto durante varios milenios tras la desaparición de los neandertales.

Sin embargo, las edades del colgante de marfil y del punzón de hueso encontrados en la cueva de Stajnia "demuestran finalmente que la dispersión del Homo sapiens en Polonia tuvo lugar tan pronto como en Europa central y occidental", estimó Andrea Picin, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva.

Para la experta, este resultado "cambiará la perspectiva sobre la capacidad de adaptación de estos grupos primitivos y pondrá en tela de juicio el modelo monocéntrico de difusión de la innovación artística en el Auriñaciense".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente