Adolescente que tuvo sexo con más de 1.000 hombres demanda al motel donde habría sido forzada a prostituirse

La historia de lo que sería un estremecedor caso de esclavitud sexual en Estados Unidos ha aflorado en Filadelfia luego de que los abogados de una joven adolescente demandaron a un motel en el que, se alega, la menor habría sido forzada a tener sexo con más de 1.000 sujetos.

La víctima tenía apenas 14 años cuando, de acuerdo a la acusación, entre 2013 y 2014 fue sometida a esos crímenes sexuales luego de que habría sido sometida a tráfico humano, de acuerdo a reportes de la televisora CBS. Se trata de la primera demanda civil por tráfico humano en Pennsylvania desde que en 2014 se promulgó en ese estado una ley específica contra ese delito que permite que las víctimas obtengan una compensación económica de parte de quienes resulten culpables de haberlas explotado.

La adolescente, que hoy tiene 17 años y es identificada únicamente con las iniciales MB, exige que el motel le pague 50.000 dólares en indemnización por los daños sufridos, de acuerdo al periódico Philadelphia Inquirer. Y no se trataría de un caso aislado. La demanda indica que el motel señalado (de nombre Roosevelt Inn) y su gerente proveían a traficantes de personas habitaciones de modo frecuente para que allí se perpetrara explotación sexual de menores.

El motel Roosevelt Inn, en el área de Filadelfia, acusado de haber permitido que en sus habitaciones tráficantes de personas forzaran a una joven menor de edad a prostituirse. (Captura de video/CBS)

El gerente del motel dijo al Inquirer que no conocía la demanda y que tampoco tenía conocimiento de que menores fueran sometidas a abusos o forzadas a la prostitución en su establecimiento. “Nosotros sólo alquilamos cuartos y eso es todo lo que hacemos”, le dijo el gerente del motel al citado periódico.

Pero en la demanda se señala que los acusados colocaron en Internet anuncios en los que ofrecía sexualmente a la joven adolescente a cambio de dinero y que en la publicidad aparecía un número telefónico. La acusación indica que quienes llamaban eran dirigidos a una persona que despachaba en el mostrador del motel demandado, de acuerdo a la Philadelphia Magazine.

La demanda señala que ese individuo tenía pleno conocimiento de que en el establecimiento en el que trabajaba se forzaba a menores a tener sexo a cambio de dinero. La menor MB, según la demanda, era frecuentemente llevada a ese lugar en compañía de hombres mayores sufriendo “temor y ansiedad” y siendo “visiblemente tratada de modo agresivo por los traficantes”.

Y aunque el motel no estuviera directamente implicado en esa esclavitud sexual de menores, algo que se establecerá o no durante el proceso, los abogados creen que el caso de MB muestra como un motel simplemente “mira a otro lado” y obtiene ganancias, pues las actividades de prostitución que según la demanda se habrían realizado en ese establecimiento no podrían haber pasado desapercibidas para la administración del motel, indicó CBS.

Además de lograr una compensación monetaria por los sufrimientos de la joven MB, la demanda busca actuar como un disuasivo, una amenaza para que hoteles y moteles en Pennsylvania se abstengan de tolerar o propiciar que en sus instalaciones se realicen labores de prostitución forzada y tráfico humano, delitos que al parecer son inquietantemente frecuentes y afectan con frecuencia a menores de edad.

De acuerdo a Inside Edition, la adolescente MB se encuentra actualmente en terapia y “tratando de reencarrilar” su vida.

Cada año, miles de personas, entre ellas muchas menores de edad, son víctimas de tráfico y esclavitud sexual en Estados Unidos. (AP)

El problema del tráfico y la explotación sexual de personas es de grandes proporciones en Estados Unidos, y las cifras disponibles al respecto solo serían la punta del iceberg. Por ejemplo, de acuerdo a la organización National Human Trafficking Hotline, que opera un número de denuncia y asistencia para víctimas de esos delitos, en 2016 su sistema recibió 5.551 llamadas reportando casos de tráfico sexual, y de ellos 1.968 corresponden a menores de edad.

Y aunque la mayoría de las víctimas relacionadas con esos casos denunciados son mujeres, también se han presentado casos de hombres y de personas de orientaciones sexuales diversas. Además, la mayoría de los casos reportados en los que se identificó la nacionalidad de la víctima mostró que se trataba de personas con ciudadanía estadounidense o residencia legal, aunque una proporción importante eran personas extranjeras.

Ante ello, la denuncia, las demandas legales y las sentencias contra los implicados en estos delitos, que son una forma de esclavitud atroz que lacera la vida de miles de personas en el país, son acciones que deben ser redobladas para frenar esos crímenes y a las redes que los cometen.

En Pennsylvania, el caso de la joven MB, si la demanda se cierra en su favor, es una vía para compensar su sufrimiento personal y también para comenzar a encarar allí la lacra de la esclavitud sexual de menores.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines