FOTOS | Una adolescente instala una escuela improvisada bajo un árbol para dar clases a niños sin Internet en Ecuador

Casi ningún niño del barrio de Realidad de Dios, al norte de Guayaquil (Ecuador), cuenta con una conexión a Internet en casa o un dispositivo electrónico con datos. El cierre de los colegios e institutos en el país el pasado mes de marzo debido a la pandemia del coronavirus supuso para ellos la imposibilidad del acceso a la educación, pero una joven del vecindario no ha querido que los más pequeños se queden sin clases.

Se llama Denisse Toala y tiene apenas 16 años. La adolescente creó un aula debajo de un árbol de este barrio de Guayaquil y da clases a unos 40 niños que no han podido estudiar durante la pandemia. La clase improvisada cuenta con pupitres para los pequeños, una pizarra, carteles didácticos y un letrero de bienvenida que dice: “Aprender para enseñar”.

Los niños llegan cada tarde caminando al aula improvisada de Denisse, que revisa con su teléfono móvil los deberes que han encargado los centros a cada uno de ellos. La joven también ayuda a los padres a que colaboren en las tareas educativas de sus hijos mientras continúa el confinamiento en Ecuador.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente