La admiración destapada de Donald Trump por Adolf Hitler

·4 min de lectura

En 2017 una revista alemana llamada Stern publicó en su portada una foto del por entonces presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, envuelto en una bandera estadounidense y haciendo el saludo nazi. El titular era contundente: “su lucha”, en referencia al libro escrito por Adolf Hitler en 1925 en el que recogían sus principales ideas nacionalsocialistas. El motivo fue que el magnate había apoyado una marcha neonazi en Virginia.

Aunque ya hace unos meses que abandonó la Casa Blanca tras su derrota en las elecciones de noviembre de 2020, las semejanzas del político republicano con el líder fascista vuelven a estar de plena actualidad, especialmente tras conocerse parte del contenido de un libro de próxima publicación en el que se recogen declaraciones elogiosas hacia la figura del dictador alemán.

Donald Trump y Adolf Hitler (Getty)
Donald Trump y Adolf Hitler (Getty)

Michael Bender, periodista de The Wall Street Journal, va a publicar el 13 de julio el libro ‘Frankly, We Did Win This Election: The Inside Story of How Trump Lost’, en el que analiza algunas de las causas de la derrota de Trump. 

Por el momento ya se conocen algunos pasajes y uno de los más polémicos es una conversación entre el expresidente estadounidense y su jefe de gabinete, John Kelly, en el que el republicano se mostraba muy elogioso con Hitler.

En 2018 se cumplieron 100 años desde el final de la I Guerra Mundial, una fecha muy importante en el continente europeo que generó multitud de conmemoraciones y llamadas a la unidad y al entendimiento entre países para evitar conflictos bélicos en el futuro. Trump también acudió a estas celebraciones y durante una lección de historia con su jefe de gabinete sorprendió con sus comentarios.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Kelly le recordaba (o le enseñaba porque con Trump nunca se sabe) los países participantes en la guerra y cómo se habían repartido los bandos, conectando la I Guerra Mundial con la II Guerra Mundial y contándole las atrocidades del líder alemán. Entonces Trump saltó diciendo que “Hitler hizo muchas cosas buenas”.

El jefe de gabinete, un general retirado de los Marines que además perdió a un hijo en Afganistán, le dijo al presidente que estaba equivocado, pero “Trump no se inmutó y empezó a alabar la recuperación económica alemana en los años 30 bajo el dominio de Hitler”.

Ante estas palabras, Kelly aseguró que “el pueblo alemán habría estado mejor pobre que sometido al genocidio nazi”. Y añadió que aunque lo de la economía hubiera sido cierto “nunca se puede decir nada que apoye a Adolf Hitler”. 

John Kelly y Donald Trump (SAUL LOEB/AFP via Getty Images)
John Kelly y Donald Trump (SAUL LOEB/AFP via Getty Images)

Bender, que ha sido uno de los pocos periodistas que ha podido entrevistar al expresidente estadounidense tras dejar el poder, recoge este diálogo en su obra, para la que ha contado con numerosas fuentes de la Casa Blanca. Trump ha negado haber hecho este comentario.

Más polémicas

En este viaje a Europa además el republicano se metió en otro lío considerable después de cancelar su visita a un cementerio estadounidense, debido a que se filtró que había definido a estos soldados como “perdedores y tontos”. En un país en el que los veteranos son toda una institución estas palabras sentaron fatal.

A principios de 2019 John Kelly abandonó la Casa Blanca y desde entonces se ha mostrado muy crítico con Donald Trump. En el libro también se rememoran los esfuerzos que hizo como jefe de gabinete para superar “el asombroso desprecio por la historia de Trump”

En este sentido, se recuerda que “los altos funcionarios describieron su comprensión de la esclavitud o de la experiencia de los negros después de la Guerra Civil como vaga e inexistente”. Además, “la indiferencia de Trump hacia la historia negra fue similar al desprecio por la historia de cualquier raza, religión o credo”.

Durante su presidencia Trump estuvo en el centro de la polémica por su rechazo a condenar a los supremacistas blancos. Cabe recordar también que tras perder las elecciones animó a sus seguidores a la toma de El Capitolio. Asegurando que se había producido fraude electoral, dijo “ahora vamos a caminar hasta el Capitolio”, algo que los grupos extremistas se tomaron al pie de la letra, dejando imágenes no vistas antes.

Toma del Capitolio por los seguidores de Trump en enero de 2021. (Photo by SAUL LOEB/AFP via Getty Images)
Toma del Capitolio por los seguidores de Trump en enero de 2021. (Photo by SAUL LOEB/AFP via Getty Images)

Unas declaraciones que no parecen venir de un líder democrático, pero sí que recuerdan a la Alemania nazi con el incendio del Reichstag. Aunque hoy en día no está clara la autoría, hay numerosos autores que apuntan a que fue provocado por Hitler para certificar su poder, ya que la consecuencia principal fue la declaración del estado de emergencia y la eliminación de los derechos fundamentales.

La política de Trump además también compartió otros rasgos con Hitler como el señalamiento de población vulnerable (los inmigrantes en el caso del primero, los judíos en el del segundo), la separación de familias o los mensajes ultranacionalistas.

EN VÍDEO I Conoce al hispano al frente de los supremacistas en el sur de California

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente