Administradores prorrusos denuncian un nuevo ataque contra la central nuclear de Zaporiyia

·3 min de lectura

La administración prorrusa de Energodar, ciudad en el sur de Ucrania controlada por el Ejército ruso que alberga la central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa, denunció hoy un nuevo ataque ucraniano contra la planta.

“Hoy a las 06.50 (una hora menos en Madrid) las Fuerzas Armadas de Ucrania atacaron el territorio de la central nuclear de Zaporiyia y la línea ribereña de la ciudad”, declaró la oficina de prensa de la administración, citada por la agencia Interfax. Según el comunicado, las fuerzas ucranianas emplearon artillería de gran calibre y “se registraron dos impactos junto al edificio del depósito de combustible gastado”.

La administración prorrusa aseguró que con estas acciones la parte ucraniana busca impedir la visita a la planta de una misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), encabezada por el director de este, el argentino Rafael Grossi.

La misión está integrada por 14 expertos que se encargarán de inspeccionar el estado de la central, controlada desde marzo por los rusos pero operada por técnicos ucranianos.

Según el OIEA, los expertos tienen como tarea evaluar los daños físicos en la central, determinar la funcionalidad de los sistemas de emergencia y de seguridad, analizar la situación de los empleados ucranianos y llevar a cabo actividades urgentes de salvaguarda.

Rusia ha sugerido la posibilidad de que algunos miembros de la misión puedan quedarse en la planta de forma permanente, tal y como ha solicitado el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, a Grossi, aunque ha recalcado que la decisión final se adoptará sobre el terreno.

La misión del OIEA emprendió este lunes viaje a Ucrania y se espera que esta semana llegue la central.

Rusia ha prometido garantizar la seguridad del grupo de expertos en el territorio bajo su control, aunque el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha advertido de los riesgos que suponen “los incesantes bombardeos de la parte ucraniana”.

EEUU pide un cierre “controlado”

La Casa Blanca ha planteado un “cierre controlado” de la central nuclear de Zaporiyia como la mejor opción para evitar un posible accidente atómico. Coincidiendo con el envío de la misión de la ONU, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, John Kirby, ha recordado que Rusia ha “militarizado” la mayor central nuclear de Europa.

“Seguimos creyendo que un cierre controlado de los reactores sería la opción más segura y menos peligrosa a corto plazo”, ha dicho Kirby, que ha aplaudido el inicio de la misión internacional que está llamada a supervisar la situación ‘in situ’. Kirby, que ha comparecido en rueda de prensa, también ha valorado la evolución del frente militar, señalando que las fuerzas ucranianas tienen ahora una “buena oportunidad” de recuperar terreno, informa el portal Politico. Este lunes, han anunciado el inicio de una contraofensiva en la zona de Jersón.

Aunque por ahora no está claro el alcance exacto de estas operaciones, la Casa Blanca da por hecho que Rusia ya tenido que mover recursos desde la zona este de Ucrania hacia la parte meridional, ante el temor a perder parte de lo conquistado en estos últimos meses.

“Desde un punto de vista estratégico, (la ofensiva ucraniana) ya ha tenido un efecto en las capacidades militares rusas dentro de Ucrania”, ha declarado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR