El adiós entre Fernando Alonso y la escudería de su vida debía ser otro

·3 min de lectura
Fernando Alonso sorprendió a Alpine al decidir cambiar de equipo y probar suerte en Aston Martin para 2023 (Photo by Robert Szaniszló/NurPhoto via Getty Images)
Fernando Alonso sorprendió a Alpine al decidir cambiar de equipo y probar suerte en Aston Martin para 2023 (Photo by Robert Szaniszló/NurPhoto via Getty Images)

Fernando Alonso y Alpine no han podido ver que eran sus mejores opciones y que había que apartar las diferencias para llegar a un punto en común y seguir juntos en la Fórmula 1 como mínimo un año más. Desafortunadamente para ambos no ha sido así y el asturiano hace las maletas para Aston Martin, un proyecto ahora mismo de todo menos prometedor, y encara un nuevo reto con 41 años recién cumplidos.

Es cierto que el español ha pasado por todo un seguido de escuderías míticas en la historia de este deporte, empezando por McLaren y Ferrari, pero ha sido con el grupo Renault donde ha sido más feliz y precisamente con Alonso al volante es la única vez que hemos visto al grupo francés ser el dominador del campeonato. Una relación de la que se han sacado frutos ambos lados merecía un final que no fuese un ninguneo a un icono como lo es el español.

Con Alonso a bordo del Renault nos trasladamos a esos maravillosos años en la década de los 2000, con la primera victoria en Hungría de hace 19 años o directamente los dos campeonatos cosechados en 2005 y 2006. Se va tras tres etapas en las que ha sumados 17 victorias, 42 podios y 16 poles. Son los mejores números que ha conseguido nadie pilotando el coche francés.

Por otro lado, también se tiene que admitir que Renault, y más tarde con la denominación de Alpine, siempre ha sido un punto de apoyo para Alonso. Ya no solo hablamos de la época más dorada del español, sino que también fue el equipo que le abrió las puertas de nuevo cuando tuvo que escapar de la guerra interna de McLaren. Y por si fuera poco también fue el equipo que le brindó la oportunidad de volver a la Fórmula 1 a los 39 años después de estar dos años probando en otras competiciones.

Por lo tanto, estamos hablando de una relación en la que ambas partes han sido muy felices cuyo final está siendo una guerra de las que se va a hablar muchos años. Primero de todo, la falta de respeto de Otmar Szafnauer y la cúpula de Enstone al dar largas a un piloto que está rindiendo mejor que el teórico futuro del equipo y al único hombre que puso a la marca en un pedestal. La razón por ofrecerle solo un año con posibilidad de uno extra es porque tiene 41 años y según el mandamás de Alpine “a cierta edad se tiene que ver el rendimiento año a año”. Parecía todo planeado para no renovar en 2024 y ceder así el puesto a Piastri con todo el trabajo sucio realizado. Como es normal Alonso no estaba dispuesto a que lo trataran como uno más. Simplemente porque para la escudería no lo ha sido.

Y claro donde las dan las toman y Alonso no se iba a quedar corto. Según ha contado el propio Szafnauer en rueda de prensa, en el equipo francés se enteraron que el español se iba por el comunicado del lunes por la mañana de Aston Martin. Que tan solo unos días antes habían hablado y que el asturiano les dijo que no tenía nada firmado con nadie. Engañar de esta forma no es muy caballeroso para que vamos a mentir, pero si no se ha sido con él estaba claro que Fernando no iba a poner la otra mejilla.

En resumen, en la Fórmula 1 las formas no suelen ser habituales y aún menos cuando los intereses chocan de forman tan abrupta. Pero la relación entre Alonso y el equipo con el que le hemos visto más feliz merecía un final al menos un poco más correcto y no fuera una batalla donde se nota que no se soportan uno al otro. Es una verdadera pena.

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente