El adelanto electoral es inevitable, reconoce primer ministro eslovaco

Praga, 17 ene (EFE).- El primer ministro en funciones de Eslovaquia, el conservador Eduard Heger, reconoció este martes que es inevitable un adelanto electoral tras no llegar a un acuerdo con su antiguo socio de coalición, el liberal SaS, para intentar agotar la actual legislatura.

El gabinete de coalición eslovaco cayó el pasado 15 de diciembre en una moción de censura y trata desde entonces -sin éxito- juntar una nueva mayoría parlamentaria.

Heger convocará mañana, miércoles, a los representantes de la extinta coalición: el conservador Gente Corriente (OLaNO), el populista de derechas Somos Familia (SME Rodina), y los liberales Por la Gente (Za Ludi) y SaS, para "negociar la fecha de elecciones anticipadas".

"De momento, nos parece que lo más realista es que sean en el próximo otoño", afirmó el primer ministro del pequeño país centroeuropeo de 5,4 millones de habitantes.

La coalición, salida de los comicios legislativos de febrero de 2020, tuvo al inicio una cómoda mayoría parlamentaria de 95 diputados (de un total de 150).

Primero, la pandemia de covid-19 y luego la lucha contra la crisis económica acabaron por socavar la cooperación entre los socios, dejando al final al Ejecutivo con un apoyo de 69 diputados.

Ahora Heger tratará de lograr el apoyo de los 95 diputados del inicio para pasar una ley de rango constitucional (al menos 90 votos) que permita recortar la legislatura y fijar una fecha de comicios ventajosa.

Este sábado la ciudadanía de Eslovaquia está llamada a las urnas, a un referéndum impulsado por la oposición socialdemócrata, para dirimir la misma cuestión: cambiar la Carta Magna y que los diputados puedan recortar la legislatura por mayoría simple: por 76 votos, en lugar de los 90 de ahora.

(c) Agencia EFE