Acusan a policías y paramédicos por la muerte de un hombre negro en EEUU

·2 min de lectura
La muerte de Elijah McClain ocurrió meses antes de la de George Floyd en Minneapolis en mayo de 2020, que desató una serie de protestas contra la brutalidad policial en Estados Unidos contra minorías, especialmente negros (AFP/Brendan Smialowski)

Colorado presentó cargos por homicidio culposo contra tres policías y dos paramédicos por la muerte de un joven negro a quien en 2019 los oficiales detuvieron, sujetaron por el cuello e inyectaron un sedante, informaron los fiscales este miércoles.

Un jurado presentó una acusación formal con 32 cargos por la muerte de Elijah McClain, después de que el gobernador de este estado en el oeste de Estados Unidos abriera una investigación especial el año pasado, en medio del clamor popular que incluyó una petición en línea firmada por celebridades exigiendo justicia.

"Cada uno de los cinco acusados enfrenta un cargo de homicidio culposo y otro de homicidio criminalmente negligente", dijo el fiscal general de Colorado, Phil Weiser, quien encabezó la investigación.

Cuatro de los acusados enfrentan cargos de asalto, incluyendo los dos paramédicos que, sin el consentimiento de McClain, le aplicaron una inyección de ketamina, un poderoso sedante.

"Estamos aquí hoy porque Elijah McClain no está aquí, y él debería estar", dijo Weiser.

La muerte de McClain ocurrió meses antes del asesinato de George Floyd en Minneapolis, que desencadenó en mayo de 2020 una masiva reacción nacional con protestas contra la brutalidad policial en Estados Unidos contra las minorías, especialmente negros.

Las movilizaciones, durante la pandemia del coronavirus, desataron también protestas y actos en otros países.

McClain murió en agosto de 2019 en Aurora, una ciudad cerca de Denver, tres días después de haber sido estrangulado por la policía, sedado y tras sufrir un paro cardíaco. Tenía 23 años.

La policía lo interceptó respondiendo a un llamado sobre una "persona sospechosa" que usaba máscara y caminaba "con actitud extraña".

Un oficial dijo que McClain, que estaba desarmado, intentó alcanzar la pistola de otro oficial.

La familia del joven afirmó que había salido a comprar té helado y que frecuentemente usaba la máscara para mantenerse abrigado porque sufría de anemia.

El gobernador de Colorado, Jared Polis, pidió al fiscal general en junio de 2020 trabajar en el caso. Polis afirmó que tomó la decisión después de hablar con la madre de la víctima.

"Era un hijo, un sobrino, un hermano y un amigo. Cuando murió, tenía sólo 23 años. Tenía toda la vida por delante", dijo Weiser este miércoles.

Miles de personas comentaron el caso en las redes sociales de Estados Unidos este miércoles, luego del anuncio de los cargos.

amz/pr/lda

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente