Acusan a un hombre de 36 años del secuestro de la niña australiana Cleo Smith, desaparecida durante 18 días

·3 min de lectura

La Policía australiana acusó este jueves a un hombre de 36 años por el secuestro de Cleo Smith, la niña de cuatro años rescatada en una vivienda y tras 18 días de su desaparición.

El hombre de 36 años, identificado como Terence Darrell Kelly, compareció ante un tribunal de la localidad de Carnarvon, en el noroeste de Australia, en donde fue acusado de varios cargos (la Policía no los detalló para proteger a la pequeña), incluido uno por llevarse por la fuerza a un menor de 16 años de edad, según un comunicado difundido a los medios.

El acusado, quien deberá comparecer el próximo 6 de diciembre, fue detenido en la madrugada del miércoles en una calle de la localidad de Carnarvon poco después de que rescatara a la menor de su vivienda en donde la mantenía bajo llave.

La Policía indicó que el sospechoso -quien fue llevado al hospital en dos oportunidades tras intentar autolesionarse y fue interrogado durante más de 30 horas- presuntamente actuó solo, y confirmó que no tenía vínculos con la familia de la menor ni estaba en los registros de pederastas.

Kelly, quien dio a entender que comprendía los cargos que se formulaban en su contra, no pidió libertad provisional ante el tribunal de magistrados de Carnarvon, en una vista en la que no estaba obligado a declarar su inocencia o no culpabilidad, por lo que seguirá detenido hasta su próxima comparecencia.

A la espera de evaluación de aspectos psicológicos

Por la mañana, las autoridades de Australia del Sur, que visitaron a Cleo en su casa familiar en Carnarvon, a unos tres kilómetros del lugar en donde fue hallada, manifestaron que la menor se encuentra “físicamente bien”, así como juega y parece comportarse con naturalidad.

La Policía aseguró en una rueda de prensa que durante la revisión médica a la menor no se encontraron daños físicos, mientras un equipo de especialistas hablará con la pequeña en el momento adecuado para evaluar los aspectos psicológicos.

“Fue realmente conmovedor verla interactuar y jugar en el patio trasero y simplemente ser ella misma y estar cerca de sus padres”, declaró el oficial Cameron Blaine, quien participó la noche del miércoles en el operativo de rescate y que encontró a la niña “despierta y jugando” en la casa donde se encontraba retenida.

La Policía también publicó en la tarde el audio del momento en el que los oficiales hallaron a Cleo, quien con su voz infantil les dijo su propio nombre a sus rescatadores.

La pequeña desapareció la madrugada del 16 de octubre cuando se encontraban dentro de una tienda de campaña en el camping Blowholes, a 75 kilómetros del lugar de donde fue rescatada, junto a su madre y su padrastro, Jake Gliddon.

La niña se había despertado a la una de la mañana del sábado 16 de octubre para pedir agua, pero cinco horas después, al levantarse la madre y su pareja descubrieron que Cleo y su saco de dormir habían desaparecido.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente