Acusan de acoso sexual a otros dos altos cargos del Gobierno de Boris Johnson

·2 min de lectura
Boris Johnson. (Photo: OLI SCARFF via Getty Images)
Boris Johnson. (Photo: OLI SCARFF via Getty Images)

Boris Johnson. (Photo: OLI SCARFF via Getty Images)

Nuevo escándalo en el Gobierno de Boris Johnson. Dos mujeres han denunciado que sufrieron varias agresiones a manos de dos altos cargos del todavía primer ministro británico.

Según el relato ofrecido por las dos víctimas en el podcast The Open Secret de la cadena SkyNews, presuntamente, sufrieron acoso por parte de dos hombres, cuyos nombres no han sido revelados, pero que formaban parte del Ejecutivo del todavía primer ministro británico.

Una denuncia que se produce semanas después de que el jefe del grupo parlamentario conservador, Christopher Pincher, fuera detenido por intentar abusar de dos hombres jóvenes mientras se encontraba borracho en un club de Londres.

El medio anglosajón detalla que uno de los acusados trabajó en calidad de Secretario de Estado, mientras que el otro trabajaría como asesor especial en el equipo de Downing Street.

Solo una de las mujeres decidió denunciar la situación vivida y, en su explicación a Sky News, aseguran que la actitud de los dos presuntos acosadores era conocida por muchos de los miembros que trabajan en el Gobierno de Johnson.

“Estaba súperborracha. No paraba de darme más vino, hasta que yo estaba obviamente saturada. Al rato le pregunté si le importaba que me fuera a la cama, pero no me dejó en paz”, ha explicado una de las víctimas.

No paraba de darme más vino, hasta que yo estaba obviamente saturada. Al rato le pregunté si le importaba que me fuera a la cama, pero no me dejó en paz

La segunda mujer que sufrió acoso ha señalado que mientras trabajaba en un evento conservador notó que la habían manoseado. “Me di la vuelta y este tipo me estaba mirando directamente”, ha añadido.

La respuesta de Downing Street

Un portavoz de Downing Street ha respondido a las nuevas acusaciones y, en declaraciones a Sky News, defiende que “todos los potenciales empleados del Gobierno son sometidos a las necesarias comprobaciones y revisiones”.

El miembro del Ejecutivo británico justifica que no hacen “comentarios sobre individuos concretos” e aconseja “que se contacte con la policía” ante “cualquier acusación de conducta delictiva”.

Una postura similar a la que destacó Boris Johnson esta misma semana. “Todas estas cosas deben ser manejadas de un modo cuidadoso y sensible, y tenemos procesos formales para hacerlo. Aquellos que desean expresar una queja, deben hacerlo por la vía formal”, razonó.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR