Acuerdo provisional para un salario mínimo europeo

·1 min de lectura

Con un sombrío panorama económico y tasas de inflación superiores al 8%, las instituciones de la Unión Europea han llegado a un acuerdo provisional sobre un salario mínimo.

El acuerdo no significa que el sueldo mínimo vaya a ser el mismo en Madrid que en Estocolmo, sino que todos los Estados miembros de la UE tendrán que ofrecer unas condiciones de trabajo y de vida dignas a todos los empleados europeos. "Se trata de un punto de inflexión, y creo que aportará un elemento esencial: la lucha contra la pobreza interna, pero también el fortalecimiento de la idea de una economía social de mercado", ha explicado el comisario europeo de Trabajo, Nicolas Schmit.

Los países de la UE tendrán que calcular su salario mínimo basándose en una cesta de productos y costes domésticos, teniendo en cuenta el sueldo bruto medio. Los países de la UE también tendrán que fijar sus propios objetivos e implementarlos.

Las empresas creen que podría suponer un coste mayor en tiempos difíciles. Pero eurodiputados como Dennis Radtke opinan que no hay razones para temer una situación así. "Entiendo que muchas empresas estén preocupadas por la situación actual, pero esta directiva no debería contribuir a estas preocupaciones, el impacto será limitado", ha asegurado Radtke.

Dinamarca y Suecia son algunos de los países que están en contra de la directiva. No quieren que la UE entre en cuestiones salariales y les preocupa que su sistema de negociación colectiva esté en peligro.

Una vez sellado el acuerdo, entraría en vigor en dos años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente