Fuerte tono opositor en acto en homenaje a fiscal Nisman en Argentina

Por Liliana SAMUEL
1 / 4
La gente sostiene carteles de protesta durante la conmemoración del quinto aniversario de la muerte del fiscal especial del caso de la AMIA, Alberto Nisman, el 18 de enero de 2020, en Buenos Aires

El fiscal Alberto Nisman, quien investigó el atentado a la mutual judía AMIA de 1994 y acusó a la expresidenta Cristina Kirchner de encubrir a iraníes, fue homenajeado este sábado a cinco años de su muerte sin esclarecer, en un acto de fuerte tono opositor.

Nisman tenía 51 años el 18 de enero de 2015 cuando apareció muerto de un disparo en la cabeza en su apartamento del lujoso barrio de Puerto Madero en Buenos Aires. Héroe de la causa AMIA para unos, villano para otros, la figura del fiscal divide a los argentinos entre quienes están convencidos que se suicidó y quienes sostienen que fue asesinado.

"Justicia perseguirás. No fue suicidio, fue un magnicidio", se leía en decenas de carteles de los asistentes al homenaje, que abucheaban y gritaban "asesina, asesina" cada vez que se nombraba a Kirchner, actual vicepresidenta, a quien opositores responsabilizan por la muerte del fiscal.

Cuatro días antes de ser hallado muerto, Nisman había denunciado a la entonces mandataria Kirchner (2007-2015) por la firma en 2013 de un memorándum con Irán que nunca se aplicó. Según el fiscal, Kirchner pretendía encubrir a exaltos funcionarios iraníes a los que él había acusado de organizar el ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que causó 85 muertos y 300 heridos.

Sara Garfunkel, madre de Nisman, asistió al acto convocado por las redes sociales y al que adhirieron dirigentes de la alianza opositora Cambiemos, liderada por el exmandatario Mauricio Macri (2015-2019), quien dejó el gobierno en diciembre. Estuvo presente la exministra de Seguridad Patricia Bullrich.

"Hace cinco años que no hay justicia. El fiscal fue asesinado y no sabemos nada. No puedo entender cómo un hombre con su fuerza y determinación podría haberse suicidado", dijo a la AFP María, una manifestante de 55 años que no quiso dar su apellido y que había escrito "los queremos a todos presos" en una pancarta.

En la Plaza del Vaticano, lindante con el célebre teatro Colón de Buenos Aires, donde se reunieron unas 3.000 personas, se leyó un documento que incluyó fuertes críticas al actual mandatario, el peronista de centroizquierda Alberto Fernández.

Fernández, que viajará esta semana a Israel para una conmemoración internacional del Día del Holocausto, no se pronunció este sábado sobre el caso Nisman. En declaraciones previas, dijo que descreía de que se hubiera suicidado pero advirtió que no hay pruebas de un homicidio.

Este año, la dirigencia de la comunidad judía argentina, la más numerosa de América Latina, optó por una ceremonia el domingo en el cementerio de La Tablada, en el que se espera la asistencia de la madre y las hijas del fiscal. "Hay que separar la política del recuerdo de Nisman", declaró Jorge Knoblovits, presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

- "Agujero negro" -

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se sumó a las evocaciones en un tuit este sábado. "En este quinto aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman, recordamos el ataque al centro judío AMIA en 1994 en Buenos Aires y sus incansables esfuerzos para llevar a los responsables ante la justicia. Hacemos un llamado a todas las naciones para que designen a #Hezbolá como la organización terrorista que es", escribió.

En noviembre, el gobierno de Macri incluyó al movimiento chiíta Hezbolá en una lista de "grupos terroristas". Uno de sus integrantes fue señalado por Nisman como autor material del atentado.

"La causa AMIA es un agujero negro. Nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que hay", se lamentó Diana Wassner, de la agrupación Memoria Activa, cuyo marido murió en el ataque y fue muy crítica de la tarea del fiscal, al acusarlo de tener "manejos espurios".

Frente a las acusaciones por el pacto con Irán, Kirchner y su canciller Héctor Timerman, fallecido en 2019, insistieron en que intentaban desempantanar la causa AMIA, que llevaba más de 20 años sin avances. Este "entusiasmo" les "hizo olvidar intereses geopolíticos en pugna", afirma la expresidenta en su libro "Sinceramente", publicado el año pasado.

Las potencias mundiales se encontraban en plena negociación por el pacto nuclear con Irán, rechazado por Israel, y que firmarían a mediados de 2015 Francia, Alemania, Reino Unido, China, Rusia y Estados Unidos, país que se retiró en 2018 con Donald Trump en la presidencia.

- Causas judiciales -

La denuncia de Nisman contra Kirchner fue desechada en varias instancias judiciales hasta que en 2016 fue reabierta por el juez Claudio Bonadío y ahora espera fecha para el juicio oral.

La muerte de Nisman sigue en instrucción. Tras pasar en 2016 al fuero federal, la justicia consideró probado que fue víctima de un homicidio como "directa consecuencia de la denuncia" contra Kirchner. Ese dictamen se basó en una cuestionada pericia de Gendarmería que contradice otro estudio criminalístico policial y la autopsia del cuerpo médico forense.

Están procesados cuatro custodios de Nisman y su asesor informático Diego Lagomarsino, dueño de la pistola que acabó con la vida del fiscal. En su defensa, Lagomarsino sostiene que Nisman le pidió prestada el arma porque temía por sus hijas.