La actividad empresarial de la eurozona suaviza su desaceleración, según Markit

Madrid, 21 may (EFE).- La actividad empresarial de la zona euro continúa en una "profunda" desaceleración debido a las medidas adoptadas para frenar la epidemia de coronavirus, aunque la intensidad de la caída se ha atenuado en mayo, según la consultora Markit.

El índice PMI compuesto de actividad total de la zona euro publicado este jueves se ha situado en 30,5 puntos en mayo, muy por encima del mínimo de 13,6 de abril, pero por debajo de los 50 puntos que separan crecimiento de caída.

A pesar del menor descenso, que se observa tanto en servicios como en industria, la actividad de la zona euro suma tres meses consecutivos a la baja en el marco de la mayor contracción observada en toda la serie histórica de este estudio.

Las empresas han aludido a la pandemia como principal razón de la caída de la actividad, ya que ha afectado a través del cierre de negocios, trastornos de la cadena de suministro y reducción de la demanda.

La actividad ha aliviado su caída en mayo tanto en la industria -35,4 puntos, frente a los 18,1 de abril- como en los servicios -28,7 puntos, frente a los 12 de abril-, un sector que se ha anotado su tercer peor dato de la historia por el impacto que el confinamiento ha tenido en hoteles, viajes o turismo.

La destrucción de empleo se ha atenuado "modestamente" con respecto a abril, aunque se siguen registrando recortes de plantilla "sin precedentes" tanto en el sector servicios como en el manufacturero, pese al alivio que han supuesto los expedientes de regulación temporal de empleo.

Los nuevos pedidos han continuado cayendo -han anotado el tercer peor registro histórico- ante el desplome de la demanda, aunque menos que en los últimos meses, lo que, según Markit, indica que el peor momento podría haber pasado.

También han mejorado las expectativas de actividad para los próximos doce meses desde el mínimo de marzo, aunque los pesimistas siguen superando a los optimistas.

Los precios cobrados han continuado a la baja, ya que las empresas ofrecen descuentos para fomentar las ventas y también se han abaratado los costes.

Tanto Francia como Alemania han suavizado sus caídas de actividad en mayo, apunta la consultora, aunque continúan siendo más intensas que en ningún otro momento anterior a la pandemia.

Markit ha señalado que "es probable" que algunas medidas de contención del virus se mantengan hasta que haya vacuna, lo que, unido a la debilidad de la demanda y su efecto sobre el empleo, conllevaría una caída del PIB de la eurozona del 9 % este año, que costaría "varios años" recuperar.

(c) Agencia EFE