¿El fin de la era de los intocables?: los acosadores sexuales famosos ya no se salen con la suya

FILE - In this Feb. 28, 2016 Harvey Weinstein en la entrega de los Oscars cuando aun tenía poder en Hollywood (Photo by Al Powers/Invision/AP, File)

Por Nélida Fernández

La ola justiciera en contra de los acosadores sexuales ya no cree en intocables famosos o poderosos. Ya han caído, al menos en el foso del escarnio público, personajes como el comediante Bill Cosby, el productor de cine Harvey Weinstein, el “rey de la ópera” Plácido Domingo y el actor Kevin Spacey, entre otros pesos pesados.

Cosby está preso, Spacey y Weinstein tienen procesos judiciales en marcha, pero en todo caso las puertas de las oportunidades y de la buena reputación se cerraron y se abrieron las rejas.

A Spacey incluso lo ‘borraron’ de una película, y lo expulsaron de la super exitosa serie House of Cards siendo él el intérprete del poderoso Francis Underwood -el protagonista- y lo de Plácido Domingo apenas empieza, pero ya se ha ganado suspensiones de algunos de sus espectáculos y se vio obligado a renunciar a uno de sus trabajos más antiguos.

Weinstein ha sido expulsado hasta de la compañía que fundó y que lleva su nombre y a Bill Cosby nadie lo visita en la cárcel.

Harvey Weinstein llegando a una de las audiencias en el proceso en su contra, Dec. 11, 2019 in New York. (AP Photo/Mark Lennihan). (AP Photo/Mark Lennihan)

No es poca cosa, cada uno de estos hombres ha sido rey en su ámbito y todo el poder que han ostentado no pudo detener la avasallante ola de señalamientos que finalmente los revolcó. 

La ruptura de la capa protectora de los ahora ex intocables es un hecho, así como también lo es el empoderamiento cada vez más evidente de las mujeres y los pasos que han dado para exigir respeto.

Hace más de 20 años Woddy Allen salió ileso de las denuncias por parte de su ex esposa la actriz Mia Farrow que lo señaló por supuestamente abusar de su pequeña hija adoptiva Dylan Farrow, un suceso que, según la parte acusadora, habría sucedido después de que el director de cine se viera envuelto en otro escándalo por sostener una relación con su otra hija adoptiva Soon-Yi Previn con quien finalmente se casó.

Harvey Weinstein y Letty Aronson con Soon Yi Previn & Woody Allen en 2008 © RTN McBride/MediaPunch/IPX

Woody Allen, aunque fue criticado por algunos, no llegó a paralizar ninguna de sus actividades por causa de este escándalo. 

Otro que llegó a la tumba sin ser masacrado moralmente fue Michael Jackson que salió ileso de los juicios por abuso sexual a niños porque supuestamente faltaron pruebas, pero también se supo que el “rey del pop” llegó a acuerdos extrajudiciales con las familias de las presuntas víctimas. 

Y ya nada es igual después de que el documental “Leaving Neverland” del director británico Dan Reed saliera a la luz en enero de este año, un trabajo que se convirtió en un juicio post morten que ha llevado a muchos fanáticos desechar sus colecciones musicales.

El llamado rey del pop era adorado por millones pero tras el documental que denuncia abusos sexuales muchos fans quedaron decepcionados. Tobias Hase/dpa (Photo by Tobias Hase/picture alliance via Getty Images)

Otro que huyó, con éxito, de la Justicia, fue Román Polanski, que en 1977 fue acusado de abusar de una niña de 13 años y aunque fue condenado a permanecer 90 días en una prisión en California para ser sometido a una evaluación psiquiátrica, solo cumplió 45 pues pidió un permiso para viajar al exterior para terminar un proyecto del cual nunca regresó.

Polanski ha sido acusado de abusar de otras tres adolescentes, pero ninguna de estas denuncias ha prosperado. Sin embargo, aún lo persigue ese primer caso pues Estados Unidos ha seguido solicitando su extradición a lo largo de los años, pero el director de El bebé de Rosemary ha tenido de su lado a la Justicia europea. 

El director Roman Polanski en un festival de cine en Cracovia, Polonia, donde promovió su película "Based on a True Story" en una fotografía del 2 de mayo de 2018. Polanski fue expulsado de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, que organiza los Oscar, por declararse culpable de tener sexo con una menor de edad hace 41 años. (Foto AP)

#MeToo

Harvey Weinstein, dueño de las productoras Miramax y The Weinstein Company, ganador de un Óscar a mejor película en 1999 por Shakespeare in Love, fue acusado en 2017 por acoso sexual. No es una mujer o dos las que lo señalan, son más de 70 y los supuestos abusos habrían sido cometidos entre 1980 y 2015.

Entre las acusaciones hay más de una docena por violación y en enero próximo el potentado del cine de 67 años irá a juicio por abuso sexual y podría recibir la pena máxima de cadena perpetua.

Mientras tanto, ya ha sido castigado por la opinión pública, fue expulsado de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, fue despedido de la Weinstein Company y su esposa, la diseñadora Georgina Chapman, se separó de él.

Tras estas denuncias y con el inicio de investigaciones en Nueva York se le impuso a Weinstein el pago de una fianza de 10 millones de dólares que pagó.

Leer más: Harvey Weinstein, acusado de abuso sexual, llega a un acuerdo tentativo de 25 mdd

Cuando se iniciaron los señalamientos el productor pidió “sinceras disculpas” por “la forma” en que la que se comportó con algunas colegas en el pasado y que “ha causado mucho dolor”.

La actriz Rose McGowan fue una de las primeras en denunciarlo y de promover la etiqueta #MeToo que replicaron cientos de miles de mujeres en el mundo entero para decirle al mundo que también han sido víctimas de abuso sexual.

Entre las mujeres que aseguran haber sido sus víctimas se cuentan, además de McGowan, Ashley Judd, Jennifer Aniston, Asia Argento, Rosana Arquette, Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie.

El rey desnudo

El escándalo de Weinstein parece haber impulsado la apertura de otro proceso que está haciendo caer de su trono al “rey de la Ópera”, el español Plácido Domingo, que se declara inocente de las acusaciones de abuso sexual por parte de una veintena de mujeres y que en su defensa ha dicho que estos señalamientos no tienen fundamento.

En esta foto de archivo del 28 de agosto de 2019, el tenor español Plácido Domingo durante un concierto en Szeged, Hungría. Domingo no recibirá un premio cultural europeo este fin de semana en Viena como se había anunciado. Se trata del primer cambio en la agenda del ícono de la ópera en Europa desde que numerosas acusaciones de acoso sexual en EEUU reportadas por la AP. (AP Foto/Laszlo Balogh, Archivo)

El tenor de 78 años también ha comentado: “Es que no se le puede decir nada a una mujer”.

Se cuentan 8 cantantes líricas y una bailarina las que acusan de abuso sexual al laureado artista en la década de los 80, a estas se suman más de diez casos. Sin embargo, estos señalamientos se han hecho, sobre todo, a través de entrevistas que ha realizado la agencia estadounidense Associated Press (AP).

Leer más: Domingo adjudica acusaciones a diferencias culturales

La caída del rey se ve estrepitosa tras las decisiones de la Orquesta de Filadelfia y la Ópera de San Francisco que al conocer la noticia de los señalamientos cancelaron los conciertos de Plácido Domingo que estaban en la agenda, y lo mismo hizo poco después  la Ópera de Dallas.

Hace un par de meses el artista anunció su renuncia al puesto de director general de la Ópera de Los Ángeles -que ocupaba desde 2003- después de que se dieran a conocer las acusaciones en contra del español, mientras que esta institución anunció que había iniciado su propia investigación sobre estos señalamientos. En Europa no ocurre lo mismo: en este mes de diciembre Domingo fue ovacionado en la Scala de Milán durante 20 minutos durante un homenaje. Pero el daño ya está hecho y nunca se le verá con los mismos ojos de antes.

No es Underwood

En 2017, más famoso y exitoso que nunca por su interpretación del malvado político Francis Underwood en la serie House of Cards, el actor estadounidense Kevin Spacey vio abrirse las puertas de la desgracia cuando su colega Anthony Rapp decidió dar a conocer al mundo la supuesta agresión sexual que sufrió cuando era un adolescente por parte del dos veces ganador del Oscar por las películas “Sospechosos habituales” y “Belleza Americana” quien para el momento de la presunta agresión tenía 20 años.

Leer más: Kevin Spacey y las extrañas muertes de quienes lo han acusado de acoso

El hasta hace poco carismático actor y productor emitió un comunicado en 2017 en el que pedía perdón si en algún momento se portó de manera inadecuada y en ese mismo escrito anunció su salida del closet.

Pero no todo se pinta de gris para Spacey, pues a mediados de este año se conoció que la Fiscalía de Nantucket (Massachusetts) desestimó los cargos por presunta agresión sexual contra un muchacho de 18 años, unos hechos que se habrían producido en 2016.

Kevin Spacey llega al Tribunal de Distrito de Nantucket , Massachusetts, para responder a un cargo de abuso sexual, el lunes 7 de enero del 2019. El actor ganador de dos premios Oscar enfrenta un cargo penal por presuntamente haber manoseado a un adolescente en un bar de la isla en 2016. De ser hallado culpable podría pasar hasta cinco años en prisión. (AP Foto/Steven Senne)

La presunta víctima se negó a hablar sobre su teléfono móvil, que supuestamente extravió, y que según la defensa contiene las pruebas de la inocencia de Spacey a través de conversaciones y fotos.

No obstante, aún pesan sobre él otras acusaciones de las que aún no ha podido liberarse y que son procesadas en Los Ángeles y en Londres.

La investigación en Inglaterra tiene que ver con la demanda del actor mexicano Roberto Cavazos que asegura que tuvo “un par de encuentros desagradables” con Spacey cuando éste era director artístico del Old Vic Theatre entre 2004 y 2015.

Asimismo, ocho miembros del equipo de producción de House of Cards lo denunciaron por tener una actitud “depredadora”.

Como sucede con Kayser Soze, el criminal que interpreta Spacey en la película Sospechosos Habituales, el laureado actor decidió desaparecer de la escena pública después de las denuncias en su contra, aunque en los últimos meses se le ha visto paseando en España, cantando con estudiantes universitarios en una calle de Sevilla, y recitando poesías en el Museo Nacional Romano, en Roma.

El padre abusivo de América

Bill Cosby era una imagen sagrada en Estados Unidos. Era conocido como el “padre de América”. Fueron más de 50 años de éxitos y la imagen viva del afroamericano exitoso. 

November 25th 2019 - Bill Cosby - File Photo by: zz/Dennis Van Tine/STAR MAX/IPx 2018 4/12/18 Bill Cosby at his trial for sexual assault in Norristown, PA.

Era un tipo muy gracioso que inició su carrera haciendo stand-up comedy y evolucionó hasta lograr producir y protagonizar sus propias comedias para la televisión logrando incluso que The Cosby Show se considerara el programa número uno del país.

Las denuncias contra Cosby lo señalan por abusos y violaciones entre los años 1960 y 2000. Fueron más de 60 casos, pero solo uno avanzó pues la mayoría ya había prescrito.

Leer más: Abuso sexual: Bill Cosby dijo que no piensa mostrar ningún "tipo de remordimiento"

En 2010 salieron a la luz pública las historias de los numerosos abusos, pero no fue sino hasta el año pasado que, tras un proceso judicial, fue condenado a 10 años de cárcel gracias a esa única denuncia que no prescribió.

La mayoría de las víctimas aseguraron que el comediante las drogó y después abusó sexualmente de ellas.

“Cuando tenga la libertad condicional, no me van a oír decir que tengo remordimientos”, dijo el cómico al ser puesto tras las rejas pues en la sentencia se establece que puede pedir la libertad condicional tras tres años de condena. Según Cosby, se trató de una trampa, de un montaje.

El expadre de América sigue teniendo, pese a todo, una audiencia cautiva: los presos de la cárcel de Phoenix a quienes ofrece charlas sobre cómo mantenerse alejados de los problemas y cómo ser buenos ejemplos para sus hijos.

 El falso portero de Hollywood

El director y guionista James Toback también fue arrastrado por la ola #MeToo en octubre de 2017 cuando 38 mujeres lo acusaron por acoso y abuso sexual y narraron que su modus operandi era prometerles que se convertirían en actrices de Hollywood gracias a él.

James Toback en 2014 (Photo by Richard Shotwell/Invision/AP, File)

Después de esas primeras acusaciones casi 400 mujeres decidieron contactar al periódico Los Angeles Times para denunciar que el cineasta las acosó, las tocó de forma inapropiada, las engañó para que se desvistieran y se masturbó delante de ellas.

Toback, de 75 años, ha negado todas las acusaciones en su contra y hasta ahora no han prosperado las denuncias ante la Justicia.

Entre las supuestas víctimas se cuentan las actrices Julianne Moore, Rachel McAdams, Selma Blair; la escritora y presentadora Sari Kamin y la guitarrista y vocalista de la banda Veruca Salt, Louise Post.

Otros acusados

El director de cine Brett Ratner también ha sido señalado por casi una decena de mujeres incluyendo a las actrices Ellen Page y Olivia Munn. Las acusaciones van desde conducta sexual inapropiada, pasando por acoso hasta violación.  

También se está manchando el nombre del dos veces ganador del Oscar, Dustin Hoffman por señalamientos de acoso y conducta inapropiada por parte de, al menos, cinco mujeres.

La escritora Anna Graham Hunter publicó un relato en noviembre de 2017 de lo que vivió cuando era ayudante de producción de la serie televisiva Muerte de un Viajante en el que señala al protagonista de manosearla y de decirle obscenidades. 

Ante esta historia Hoffman declaró: “Tengo el máximo respeto por las mujeres y me siento terriblemente mal si cualquier cosa que haya podido hacer le pueda haber causado incomodidad. Lo siento. No refleja quién soy”. 

En cualquier caso, el “papá Fucker” solo ha sufrido las penurias de caer en las fauces de los críticos.