Acopio de pan en los súper, con colas y en espera de ser abastecidos

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 11 ene (EFE).- Si durante el confinamiento el papel higiénico se convirtió en el producto estrella del que hicieron acopio los ciudadanos por si acaso, en el temporal Filomena ha sido y es el pan el producto más demandado, tal y como ha comprobado Efe en algunos supermercados de Madrid.

Porque algunas panaderías ni siquiera han abierto, quizá porque sus empleados no han podido llegar a causa de la nieve acumulada todavía en las calles de la capital.

Efe ha recorrido algunos supermercados de un distrito popular de la capital, el de Moratalaz. En uno de ellos, de la cadena Condis, una de sus empleadas afirmaba a mediodía que el pan y todas sus variantes, como el de molde o los colines, ha sido el producto más vendido, junto a las bandejas de carne, desde que abrieron sus puertas esta mañana.

No pudieron abrir el fin de semana porque las condiciones climatológicas impidieron a los empleados acudir a su puesto de trabajo.

"Hemos recibido incluso llamadas preguntando si teníamos pan", ha relatado, sorprendida. Según ella, las colas para entrar al supermercado no han dejado de aumentar desde las 10 de la mañana aproximadamente.

Lo mismo ha ocurrido en un súper cercano, el Lidl, situado en el mismo barrio y que ha permanecido abierto durante todo el temporal, Sus trabajadores no dan crédito a lo que están viendo estos días. "Hay gente que se ha llevado diez barras", ha comentado uno de los empleados.

"Si la gente no entra más rápido es porque los de dentro están esperando a que se haga el pan". Esto ha provocado que la fila para entrar a este comercio llegue hasta la mitad de calle.

A pesar de las recomendaciones de la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (Aces) para que los consumidores no hagan acopio excesivo de productos, las calles están llenas de ciudadanos con grandes bolsas de comida.

Los más ingeniosos incluso han aprovechado el trineo como medio de transporte para llevar las bolsas.

Como han confirmado a Efe algunos residentes de este barrio, el producto que buscan desesperadamente es el pan. "Lo compramos porque sabemos que se va a acabar", dice una de las vecinas de Moratalaz mientras esperaba en la puerta de una pequeña tienda de alimentación a que sacaran el pan del horno, al igual que otras diez personas que se encontraban junto a ella.

"Yo he esperado entre 15 y 30 minutos para conseguir varias barras de pan", ha explicado uno de los pocos afortunados que ha podido conseguir el producto estrella mientras se dirigía a su vivienda.

Otros prefieren aprovisionarse de todo tipo de alimentos, como señala una familia. "Nosotros hemos comprado todos productos básicos, pan, yogures, leche...".

Sin embargo, para esta familia lo más difícil no ha sido la compra, sino el transporte. "Hemos tenido muchas dificultades para llevar al supermercado, hemos tardado mucho", apostillan.

El transporte también ha supuesto un problema para los comercios, ya que los camiones encargados del abastecimiento están teniendo serias dificultades para llegar a estos centros.

En el supermercado Condis no tienen noticias sobre cuando llegarán los suministros, aunque tienen la esperanza de que a lo largo del día recibirán algo de información. Pero están tranquilos porque, a excepción del pan, por supuesto tienen reservas de la mayoría de productos.

Sin embargo, en Lidl aseguran que sí han recibido suministros, pero menos de lo normal. "Hemos recibido la mitad que de costumbre" ha comentado un empleado.

Aunque no todos han tenido la misma suerte. En el AhorraMás de la calle Antonio Machado ya son muchos los estantes que se encontraban vacíos a la una de la tarde. Pollo, pavo, verduras o envasados han sido los productos más comprados en este supermercado.

Ante esta situación, el presidente de la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO), Francisco Aranda, ha solicitado este lunes al Ministerio de Transportes el "desbloqueo inmediato" de los accesos a las plataformas logísticas de los polígonos industriales para poder garantizar el abastecimiento.

Ana Pérez Navarro

(c) Agencia EFE